Si vives o transitas en Ciudad de México sabes que las condiciones de movilidad pueden ser un poco complicadas, tanto que esta caótica urbe tiene el peor tráfico del mundo, de acuerdo con el índice Tom Tom Traffic 2017.

El caos vial es provocado por 20% de la población que cuenta con un automóvil, pues el restante (y mayor parte), el 80% utiliza el transporte público. ¿El problema además del total desperdicio del tiempo de las personas que salen a circular todos los días por la capital del país? Los automóviles que toman las calles y avenidas día con día utilizan motores de combustión interna, mismos que emiten varios tipos de gases y partículas que contaminan el medio ambiente. Las sustancias que se emiten en mayor cantidad son: óxidos nitrosos (NOx), monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO2), compuestos orgánicos volátiles y también macropartículas.

Y la oferta del sistema público, aunque basta, sigue sin cubrir todas las necesidades de la población con respecto a su precio, variedad de rutas, seguridad o transporte inclusivo para las personas con ciertas discapacidades y mejorar la calidad de vida con respecto a los contaminantes que respiramos todos los días.

¿Nos rendimos ya ante este panorama apocalíptico? No, al menos no lo hizo Jorge Martínez, presidente de Zacua, la automotriz que puso a la venta el primer auto eléctrico mexicano.

Con la atención de los asistentes a la charla sobre movilidad y vehículos eléctricos, Jorge Martínez aseguró que “la industria automotriz es la más madura del mundo”, dijo, “porque queremos poner nuestro granito de arena para garantizar mejores niveles de bienestar para la gente”.

Los automóviles de Zacua siguen las tendencias mundiales en las que es posible adquirir tu auto sobre pedido, a pesar de que tienen 60 vehículos en stock, para el resto de 2018. Para el 2019 planean la elaboración de 200 automóviles, 300 para 2020, lo cual representaría una inversión de 300 millones de pesos, incluyendo el vehículo de cuatro plazas.

Actualmente están disponibles a la venta dos modelos: M2 y M3, mismos que puedes pedir en linea y estos serán entregados en cualquier punto de la República Mexicana. Por supuesto, Zacua se ha acercado a aseguradoras y por el momento, Qualitas es la empresa que decidió formar parte del proyecto.

¿Por qué manufacturar un auto eléctrico si las ventas en México no superaron los 12 autos hasta septiembre 2018? Porque puede ser rentable, además de ofrecer un vehículo que te traslade, un automóvil construido pensado en la mitigación del ruido y la reducción de gases invernadero. ¿Y por qué comprarlo? Están el resto de los incentivos como que no pague el impuesto por la circulación de un coche nuevo, apoyos por parte de la Comisión Federal de Electricidad y que no tienen que verificarse.

La vida útil de estos automóviles 100% urbanos es de ocho años (mínimo) y Jorge Martínez asegura que no presentarán problemas mecánicos con la frecuencia que un carro con motor de combustión interna. Sin embargo, el presidente de Zacua afirmó que los vendedores estarán cerca de los clientes para conocer y seguir mejorando su experiencia, además de crear una comunidad con beneficios para las personas que hayan optado por una opción eléctrica.

Orgullosamente “Hecho en México”

Los vehículos contemplados para el inicio del 2019 se ensamblarán con 40% de autopartes mexicanas y 60% extranjeras; no obstante, se espera que para el cierre del mismo año el 100% sea local.

La armadora de Zacua se encuentra en Puebla y sus oficinas principales en Ciudad de México, a pesar de que tienen presencia en ciudades como Monterrey y territorio poblano.

Sobre el nombre de Zacua, este responde a la voz náhualt de oropéndola, un ave endémica del sureste de México. El objetivo buscando conciliar la parte del rescate a la naturaleza y el orgullo mexicano que representa hacerlo.

Si quieres pedir tu auto o conocer más sobre ellos, puedes verlo aquí.