Esperamos que para estas alturas ya hayas podido ver Roma, la cinta más íntima de Alfonso Cuarón que hace un homenaje a las mujeres que cuidaron de él en su infancia: su nana Libo (interpreta por Yalitza Aparicio en el papel de Cleo) y su madre (a quien Marina de Tavira da vida en el personaje de doña Sofía) y que aborda cómo es la vida de una familia de clase media en la Ciudad de México a inicios de la década de 1970.

Si aún no has podido ir al cine ni verla en Netflix, te sugerimos que lo hagas porque vale mucho la pena. Si ya llevas no una sino varias experiencias viéndola, es probable que hayas notado detalles interesantes cada vez. Sin embargo, en la forma en que fue grabada y detrás de la producción hay varios secretos que te harán verla con una mirada distinta.

OjO AQUÍ: 🏆 4 momentos en que la Romamanía se robó los Golden Globes

*Advertencia* Las siguientes descripciones revelan contenido de la película Roma y no deseamos arruinarte la trama con spoilers, así que si no la has visto, lee bajo tu propio riesgo.

1. La escena del parto

La larga escena en el hospital, donde Cleo da a luz, fue filmada solo una vez. Los médicos y las enfermeras eran reales, no actores que fueron contratados para hacer que la escena se sintiera más auténtica. “Los médicos llegaron a tal punto de inmersión que se olvidaron de que estaban en una película”, explicó Cuarón en una charla con Lydia Cacho y Javier Risco.

Cuando Yalitza Aparicio conoció a Libo, nunca le contó nada sobre su vida , solo lo que necesitaba saber para encarnar su persona. Es por ello que en esta escena, Yalitza no sabía qué iba a suceder, así que fue una reacción genuina lo que se puede ver. Después de la escena del nacimiento, Aparicio lloró sin parar.

2. Los aviones en Roma

Mucho se ha hablado del simbolismo de los aviones dentro de Roma, el primer trailer muestra uno de ellos reflejado en el agua con jabón. El propio Cuarón explicó que “los aviones como el espacio, son muestra de una gran tecnología, son humanos que están volando en un pájaro metálico yendo de un lado a otro o gente dando vueltas en el espacio. Sin embargo esos seres en el espacio conviven con ciudades perdidas y con miseria absoluta”.

El usar los aviones fue un símbolo de una situación transitoria y afirmar que hay un universo más amplio que la vida que tienen estos personajes.

Otro dato es que Alfonso Cuarón decidió filmar en un lugar de la Ciudad de México en lugar de utilizar un estudio de sonido. Esta es una de las razones por las que hay varias apariciones de aviones, porque según Cuarón tenían un avión que pasaba cada cinco minutos. Y sí, los aviones que se ven así como sus sonidos son los que se usaban en la época.

3. La escena de la mueblería

Aquí, Yalitza Aparicio tampoco sabía que iba a suceder un encuentro con Fermín, el padre del hijo que esperaba y que, armado, era parte de los halcones.

Un guiño de ironía es la camiseta que lleva Fermín. Esta tiene una de las famosas caricaturas de aquellos años con la frase “Amor es ... recordar tu primer beso”. Una elección de vestuario significativa y emocional en referencia a su relación ahora rota.

OJO AQUÍ 🧐 ‘Roma’ hace un guiño al México racista, explica Alfonso Cuarón

4. La admiración de Guillermo del Toro

Mientras presentaba la película en una proyección en el Festival de Cine de Nueva York, Guillermo Del Toro, quien también fue presidente del jurado en el 75° Festival de Cine de Venecia que premió a la película con el León de Oro, nombró a Roma como una de sus cinco películas favoritas de todos los tiempos y la describió como “la culminación de la carrera de Cuarón hasta ahora”.

“Esta no es solo tu mejor película, es una de mis cinco películas favoritas de todos los tiempos. Pero no te sientas demasiado. Es la número cinco”, dijo Del Toro con el buen sentido del humor que lo caracteriza.

5. La casa de los Cuarón

En un momento de la filmación, Alfonso Cuarón invitó a sus hermanos para ver la casa. Sus hermanos entraros a sus “cuartos” y vieron que había ropa en los cajones. Uno de ellos le preguntó ¿y para qué quieres que haya ropa, en qué momento sale?". La realidad es que era solo para lograr esa esencia perfecta de los espacios, según explicó el director de Roma.

“Si esos espacios los pueblas de los objetos reales, tenían que tener muebles reales; un 70% los recolectamos de varias partes de la república (de diferentes miembros de la familia) para que fueran los originales de la época”, admitió el cineasta.

Usaron también objetos que pertenecieron a la familia Cuarón. Grabaron comerciales de esa época para que aparecieran en la televisión. Así de detallada fue la producción, gran parte de todo ese diseño fue gracias al trabajo de Eugenio Caballero, ganador del Oscar por el diseño de producción en El laberinto del Fauno.

OJO AQUÍ 🧐 Eugenio Caballero cuenta los detalles detrás del diseño de ‘Roma’

6. La películas en el cine de Roma

La película en la primera escena del cine fue La Grande Vadrouille 1966, mientras que el cine al que asiste la familia es la película estadounidense de aventuras en el espacio Marooned, referencia/homenaje que también fue precursora de su película Gravity, con la que Cuarón ganó dos Oscar.

7. Los planos secuencia

Los planos secuencia (tomas largas y panorámicas sin cortes) que utilizó Cuarón fueron empleados para darle su importancia al espacio, para que la cámara fuera un elemento más que deja que las cosas ocurran, sin darle protagonismo a una sola mirada; un punto de vista imparcial para que no haya juicio en la selección de lo que se ve. Él los define como “un fantasma del presente”.

Un claro ejemplo es la escena del Halconazo que se ve desde la mueblería, “donde cualquier otro director se hubiera bajado a filmar los golpes, los balazos y la sangre, pero Cuarón decidió darle la visión de un obersvador a lo lejos”, explicó Fran Healy, vocalista del grupo Travis que también se estrenó como director del documental Almost Fashionable.

8. El sonido en Roma

El sonido, admite Cuarón, es un elemento clave en la trama: “Está refiriendo a un espacio que está más allá de lo que se está viendo en el cuadro, es un espacio que continúa”.

De acuerdo con Cuarón, esta es la mezcla más larga que ha hecho en su vida y es la película más grande que ha hecho Dolby Atmos technology y en blanco y negro.

9. Referencia a la época de Oro del Cine Mexicano

La escena en el minuto 35 donde la madre ve a su esposo alejarse mientras una banda marcha por la calle es una referencia al clímax de la película Enamorada (1946) de la Época de Oro del cine México, donde los soldados marchan por una calle y el personaje principal interpretado por María Félix ve que su interés amoroso abandona la ciudad. Curiosamente, esa escena es una referencia a Marruecos (1930) donde el interés amoroso de Marlene Dietrich abandona la ciudad de una manera similar.

10. Los guiños a sus otras películas

La película tiene varios guiños al anterior trabajo de Cuarón. La película dentro de una película que presenta a dos astronautas es muy similar a Gravity (2013). La escena del parto es algo similar a la escena del parto en Children of Men (2006), ya que ambas escenas generan suspenso sobre si el recién nacido sobrevivirá. Y la escena en la que la madre les dice a sus hijos que su padre ha abandonado a la familia se encuentra en un bar al aire libre junto a la playa casi idéntica a la que está cerca del final de Y Tu Mamá También (2001).

11. El simbolismo del auto

Para Alfonso Cuarón, en la escena en la que el padre entra en la casa con su auto en una maniobra impecable, precisa y cuidadosa, es un símbolo en sí mismo. El coche es el símbolo de una corona y la precisión en el rodaje de esta entrada anuncia que el rey ha llegado. El coche también se convierte en un símbolo de la presencia del hombre. Del mismo modo, la razón por la que la madre, Sofía choca el auto no es necesariamente porque sea una mala conductora, sino por lo que significa ese auto.

12. Cleo haciendo ejercicio con luz de vela

Y aunque Cuarón formó el guion gracias a sus propios recuerdos y los de su familia, las charlas con Libo fueron lo más revelador para él. Desde su mirada de niño podía saber lo que pasaba cuando ella estaba en casa, pero no cuando salía, cuando conversaba con sus amigas o su novio, los ratos de intimidad en su cuarto. Es decir, todo aquello que estaba “fuera de su burbuja social” como integrante de la familia.

Una de esas revelaciones le causó mucho dolor y coraje, pues Libo le contó cómo ella hacía ejercicio en su cuarto de azotea a la luz de una vela. “Yo no sabía que ella hacía ejercicio todas las noches y tenía que usar la luz de vela, porque si no mi abuela las regañaba por tener la luz encendida y gastar electricidad; cuando era una casa donde las luces estaban encendidas todo el tiempo. Eso me pareció algo totalmente cruel”.

“Lo mas doloroso para mí fue reconocer comportamientos míos o familiares (y sociales después) respecto esa relación donde las trabajadoras del hogar trasciende el rol emotivo (incluso suplir el rol materno o paterno) y hasta se crea afecto, pero a la vez esto no trasciende las jerarquías. Es muy desigual, porque conlleva un abuso", reconoció Cuarón en aquella charla con Cacho y Risco en la Cineteca Nacional.