El legado literario y académico de Fernando del Paso es incalculable. El escritor mexicano falleció a las 83 años de edad en la ciudad de Guadalajara, durante la mañana del 14 de noviembre de 2018.

Del Paso fue uno de los grandes escritores mexicanos del siglo XX y su influencia literaria trasciende fronteras. Nacido en la Ciudad de México, del Paso inició su carrera con las letras en los años cincuenta. El autor dedicó más de medio siglo a esta labor y su obra se inscribió en lo alto de la cultura mexicana y ha formado parte de los planes de estudio escolares por décadas.

Si crees que nunca has leído a Fernando del Paso o quieres refrescar tu conocimiento sobre su obra, te recomendamos empezar por estos títulos:

Noticias del Imperio (1987)

Esta novela histórica es la más popular de Fernando del Paso. En ella cuenta la vida del emperador Maximiliano de Habsburgo y su esposa, la emperatriz Carlota, en su paso por México durante el Segundo Imperio (1863-1867). Parcialmente narrada en primera persona, Del Paso construye la psique de Carlota de manera impresionante, con un cuidado histórico y literario que han colocado a esta novela entre las más reconocidas de la literatura mexicana del siglo XX.

Palinuro de México (1977)

La segunda novela de Fernando del Paso toma como punto de partida a Palinuro, un estudiante de medicina que vive en el Centro Histórico de la Ciudad de México y mantiene una relación amorosa con su prima Estefanía. Palinuro es un personaje ligeramente autobiográfico, ya que Fernando del Paso estudió un par de años de la carrera de Medicina pero la abandonó porque no soportaba la sangre ni las vísceras. En Palinuro de México, el autor juega con las palabras y las figuras literarias para entregar una novela lúdica, fuera de lo convencional, por la que le otorgaron el Premio Rómulo Gallegos en 1982.

José Trigo (1966)

La novela debut de Fernando del Paso sacudió a la escena literaria de su época, pues retaba a los críticos al salirse de una estructura narrativa convencional y porque del Paso era un escritor joven que no pertenecía a la élite literaria mexicana. En José Trigo, Fernando del Paso lleva al lector al campamento ferrocarrilero de Nonoalco-Tlatelolco, a donde el narrador principal llega a buscar a José Trigo. El autor combina hechos históricos con la trama compleja de una novela atípica en la que conviven la huelga ferrocarrilera, la Cristiada, y fragmentos de la Guía Roji para ubicar geográficamente al lector en la novela.

Obras III: Ensayo y obra periodística (2002)

Editado por la UNAM y por el Fondo de Cultura Económica, este volumen de la antología de la obra completa de Fernando del Paso reúne alrededor de 300 piezas periodísticas y de ensayo del autor. La mayoría de estos textos fueron escritos en la época en que el escritor vivía en Londres y trabajaba para el periódico Al Día. Es un volumen interesante que muestra la faceta de Fernando del Paso como periodista y que da un vistazo a los acontecimientos que le tocó vivir en Inglaterra.

La cocina mexicana de Socorro y Fernando del Paso (2003)

Este recetario fascinante incluye alrededor de 150 recetas de cocina mexicana combinadas a su vez en más de 40 menús propuestos por Socorro Gordillo, esposa de Fernando del Paso. El escritor complementa estas recetas con un acercamiento a la influencia de la gastronomía mexicana en el mundo, así como con esbozos de la historia de la gastronomía mundial. Incluye ilustraciones realizadas por el propio del Paso.

El coloquio de invierno (1992)

Fernando del Paso, Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes entran a un bar… No, en realidad entraron al Auditorio Alfonso Caso como parte del Coloquio de Invierno organizado a inicios de 1992 por la revista Nexos. En ese encuentro, los escritores discutieron con más intelectuales sobre temas diversos del México de esos tiempos. Las ponencias de estos autores se publicaron posteriormente en este volumen, de Editorial Nexos, en el que puede leerse la perspectiva de Fernando del Paso sobre el México de la época.

Yo soy un hombre de letras (1996)

Fernando del Paso ingresó al Colegio Nacional el 12 de febrero de 1996 con el discurso Yo soy un hombre de letras, cuyo texto puede consultarse en línea a través de la Revista de la Universidad de México. En este discurso, el escritor y académico recuerda la importancia de las letras (el alfabeto) en su vida (y en la de todos) como punto de partida para la escritura, todo tipo de escritura: “Con las letras se da vida a las causas y a los hombres, con ellas se les da la muerte”.

Con letras escribimos hoy la muerte de Fernando del Paso y con letras los invitamos a leerlo y así devolverle la vida.