El final de Game of Thrones dejó a sus fans con un sentimiento de orfandad. Para ayudarlos a seguir adelante, HBO estrenó el 26 de mayo The Last Watch, un documental que narra en un par de horas la producción completa de la octava y última temporada de esta serie.

El foco principal de este documental es mostrar a las miles de personas que estuvieron involucradas en el proceso de producción de uno de los más grandes eventos televisivos de nuestra época.

The Last Watch abarca un panorama enorme mientras sigue a algunos personajes clave del equipo de producción encargados de áreas como maquillaje, peinados, efectos especiales y dobles de acción. La directora Jeanie Finlay siguió cada paso de estas personas durante más o menos un año de sus vidas, el tiempo que pasaron dedicados a convertir en realidad los guiones de la octava temporada de Game of Thrones.

Estas son las cosas más interesantes que aprendimos sobre Game of Thrones gracias a este documental:

1. La familia irlandesa de ‘Game of Thrones’

Aunque Game of Thrones se filmó en muchos países, la base de la producción está en Belfast, Irlanda del Norte. Ahí han llegado cada año los directores, productores, actores y demás para preparar cada temporada. Llevan tantos años ahí que sus proveedores se han convertido en miembros de la familia: desde la señora del carrito de botanas (que ya sabe cómo le gusta su café o su sándwich al equipo) hasta los guardias de seguridad que son fans de la serie y que tienen sus propias teorías sobre los personajes. El corazón y trabajo arduo que le pone cada persona a esta producción hace que la petición de algunos fans de rehacer la octava temporada parezca un insulto.

2. La serie le salvó la vida a uno de sus directores

La octava temporada de Game of Thrones tuvo seis episodios y cuatro directores: David Nutter dirigió los episodios uno, dos y cuatro, Miguel Sapochnik dirigió el tres y el cinco y Daniel B. Weiss y David Benioff dirigieron juntos el final de la serie. Todos son parte fundamental de la historia de este show y, en el caso de Nutter, han encontrado en la serie razones para vivir.

Nutter dirigió algunos de los episodios más impresionantes de las temporadas dos a la cinco, como la Boda Roja y el Paseo de la Vergüenza de Cersei. El director se perdió las temporadas seis y siete debido a una lesión en la espalda que requirió de cirugías delicadas. En The Last Watch cuenta que Game of Thrones le salvó la vida, ya que después de sus problemas de salud no sabía si volvería a dirigir y la producción lo invitó de vuelta para el final, le dio un nuevo título de Productor Ejecutivo y le dio un nuevo impulso a su vida.

David Nutter, director de 'Game of Thrones' (Foto: HBO)
David Nutter, director de 'Game of Thrones' (Foto: HBO)

OJO: 👀 Ellas son las mujeres empoderadas de Game of Thrones

3. Nadie guarda nada impreso

El set y oficinas de producción de Game of Thrones tienen una política particular para evitar las filtraciones: nada está en papel. El único de todo el equipo que tiene sus notas, guiones y materiales impresos es David Nutter, pero el resto tiene todo en electrónico. Incluso los actores pueden tener problemas para leer sus propios guiones en dispositivos móviles debido a las medidas de seguridad extremas para proteger esa información. En The Last Watch vemos la lectura del guion en la mesa antes de los ensayos: los asistentes entregan guiones personalizados con marca de agua a los actores y miembros de producción y los recogen al final de la sesión para meterlos directo a una trituradora de papel.

4. Siete meses para construir King’s Landing

El penúltimo episodio de Game of Thrones mostró cómo Daenerys y Drogon quemaron hasta las cenizas la capital de Westeros, King’s Landing, en su enfrentamiento contra el ejército de Cersei Lannister. Para filmar estas escenas, los diseñadores de producción de Game of Thrones buscaron locaciones apropiadas por el estilo arquitectónico; una de las ciudades que querían utilizar era Dubrovnik, en Croacia. Sin embargo, el tipo de escenas requería más control del que una ciudad de verdad, con sus habitantes y vida cotidiana pueden darle a la serie. De modo que decidieron construir King’s Landing desde cero en una plancha de concreto en los Estudios Titanic, en Belfast. Tomó siete meses construir King’s Landing para filmar en ese set durante dos días y después hacerlo estallar de verdad para filmar esta destrucción e incluirla en el episodio.

5. La peluca de Daenerys

El cabello de Emilia Clarke es castaño y lo ha sido durante la mayor parte de la filmación de Game of Thrones (bueno, en algunas y en esta última se le nota un rubio platinado similar al de "La madre de los dragones). La hermosa melena que veíamos cada domingo sobre la cabeza de Daenerys es una peluca que ha sido protegida y peinada meticulosamente durante casi una década por un equipo de estilistas expertos.

The Last Watch muestra cómo Emilia Clarke llegaba alrededor de las 4:00 am a que la peinaran para iniciar el día de filmación: debían trenzar su cabello natural para esconderlo debajo de un gorro que hace que parezca calva y sobre eso colocar la peluca. Así evitaban que se vieran las raíces oscuras de su cabello. La peinadora debía acompañarla en todas las escenas para poder arreglar a detalle la posición de cada cabello de Daenerys.

Emilia Clarke se despidió de Daenerys Targaryen (Foto: HBO)
Emilia Clarke se despidió de Daenerys Targaryen (Foto: HBO)

6. El rey de la noche y las escenas de acción

Uno de los personajes más impactantes de Game of Thrones fue el Night King o Rey de la Noche, el líder de los caminantes blancos que quería sumir al mundo en la oscuridad. El actor detrás del maquillaje es el eslovaco Vladimir Furdik, quien se encargó de este personaje desde la sexta temporada de la serie (antes lo interpretaba Richard Brake). Furdik empezó en la serie como doble de acción y coreógrafo de escenas de batalla, pero a los directores les gustó tanto su presencia, personalidad y la fuerza que le traía a su trabajo que lo eligieron como el Rey de la Noche. Furdik siguió trabajando con los dobles de acción en la serie, tanto así que en The Last Watch asegura que el último par de años fueron un poco incómodos, ya que no terminaba de pertenecer al grupo de actores ni al de los dobles, así que se sentía raro formando parte de ambos.

7. El héroe anónimo del ejército Stark

Sin duda uno de los personajes más entrañables de The Last Watch es un actor al que hemos visto durante años en Game of Thrones sin ponerle demasiada atención. Andrew McClay es un actor irlandés que ha participado en esta serie desde la temporada cinco, primero como soldado luchando en el ejército de Stannis Baratheon y después como allegado de la casa Stark. “Han sido los cinco mejores años de mi vida”, dice McClay en el documental. Entusiasta de su trabajo y fan extremo de la serie, él asegura que su personaje se llama Aberdall Strongbeard y tiene su propia historia y motivaciones: quiere vengarse de los Lannister por los sucesos de la Boda Roja. Ahora que ha concluido la serie, se dedica a dar visitas guiadas de Game of Thrones por las locaciones que utilizaron en Belfast y sus alrededores.

Andy McClay (Foto: HBO)
Andy McClay (Foto: HBO)

OJO: 👀 Todo lo que sabemos sobre las precuelas de Game of Thrones

8. ‘Jefe de la nieve’ es un trabajo real

Entre los personajes a los que sigue The Last Watch está un hombre cuyo trabajo es Jefe o Encargado de la Nieve. Delroy Reid forma parte del equipo de efectos especiales de la serie desde 2012; empezó como técnico de efectos especiales y terminó siendo la persona responsable de que llegara el invierno. En The Last Watch Delroy cuenta orgulloso que es miembro de un equipo que ha ganado premios Emmy por efectos especiales. El documental muestra un poco de su día a día, a veces trabajando con máquinas pesadas que le permiten repartir nieve falsa en terrenos amplios para escenas épicas y a veces colocando la nieve falsa a mano para que sea solo un detalle en una escena más específica.

9. Kit Harington lloró mucho durante la última temporada

Quienes llevan años viendo a Jon Snow sufrir y combatir a los caminantes blancos más allá del Muro podrían sorprenderse de lo sensible que es Kit Harington, el actor que ha interpretado a Snow durante toda la serie. The Last Watch muestra dos momentos clave para las vivencias de Harington en la filmación de la última temporada. Por un lado vemos cómo cuando leen el guion de la temporada por primera vez juntos, Kit se da cuenta de que su personaje asesinará a Daenerys. Al descubrirlo, el actor se tapa el rostro y se nota conmovido hasta las lágrimas. Casi al final del documental, vemos también el discurso de despedida del actor tras filmar su última escena de la serie: no logra contener las lágrimas pues afirma que este show es lo mejor que hará en su vida.

Jon Snow lee el guion con sus compañeros (Foto: HBO)
Jon Snow lee el guion con sus compañeros (Foto: HBO)

10. Las últimas escenas de Jon y Dany

Aunque nosotros los vimos despedirse de sus personajes de maneras muy dolorosas (Dany asesinada frente al Trono de Hierro y Jon viajando más allá del Muro con los salvajes), las últimas escenas de Emilia Clarke y Kit Harington respectivamente fueron distintas de la última vez que los vemos en pantalla. La última escena filmada por Emilia es una conversación con Jon en una meseta invernal, antes de que en la historia viajen hacia King’s Landing para matar a Cersei. En el caso de Kit, su última escena filmada es cuando intenta impedir que Gusano Gris asesine a los soldados Lannister que se rindieron tras la toma de King’s Landing.

Si todavía sientes un vacío por la falta de Game of Thrones, te recomendamos estas series que atraparán tu atención: 8 series para ver si te gustó ‘Game of Thrones’.