El 31 de mayo se estrena en México Rocketman, la película biográfica del extravagante y talentoso pianista británico Elton John, responsable de canciones como Tiny Dancer, Candle in the Wind y Crocodile Rock. Dirigido por Dexter Fletcher (Eddie the Eagle), este largometraje retrata la vida del compositor desde la inocencia soñadora de su infancia hasta el punto más bajo de su madurez, ahogado en los excesos y poniendo en riesgo su integridad.

Reginald Dwight es un tímido niño inglés que vive a disgusto con su familia; su padre es un veterano de guerra duro y negligente y su madre está resentida con sus propias decisiones de vida. La única luz en su camino es Ivy, su abuela, quien se asegura de darle al pequeño Reg las herramientas para desarrollar su sensibilidad artística.

Con el paso de los años, el niño adopta el nombre Elton John y se transforma en uno de los artistas mejor pagados de todos los tiempos, con contratos musicales millonarios y una mancuerna creativa legendaria con el escritor Bernie Taupin. Pero tenerlo todo en términos materiales no equivale al amor verdadero y la fama se vuelve un ancla que jala a su espíritu hasta lo más profundo de la soledad, la depresión y el odio a sí mismo.

El elenco de Rocketman es uno de sus pilares, gracias a las actuaciones convincentes y sinceras de Taron Egerton (Elton John), Bryce Dallas Howard (la mamá malvada de Elton), Jamie Bell (Bernie Taupin) y Richard Madden (John Reid). Además de esa, te damos siete razones por las que Rocketman será tu película favorita del verano:

1. Taron Egerton

La fervorosa interpretación de Taron Egerton como Elton John es la mejor parte de Rocketman. Este joven actor es conocido por las películas de la saga de espías británicos Kingsman, pero su trabajo en Rocketman está más en línea con Testamento de juventud (2014), un drama sobre las consecuencias de la Primera Guerra Mundial en la sociedad británica de la época. En Rocketman, Egerton se compromete con su personaje y se transforma en una versión intensa pero vulnerable de una de las más grandes estrellas de la música pop. Además, Taron eleva el estándar de las cintas de este tipo al prestar su propia voz para las versiones de la película de las canciones originales de Elton John.

2. La música

A pesar de tratarse de una película biográfica sobre una estrella de rock, la producción de Rocketman eligió reversionar los grandes éxitos de Elton John y, en el más puro estilo del teatro musical, jugar con ellos como personajes de la historia. Rocketman arriesga mucho, pero especialmente en los arreglos musicales de estas canciones. Temas como Your Song (uno de los momentos más cautivadores de la película), Tiny Dancer, I’m Still Standing y Rocket Man adquieren nuevas capas de significado gracias a la forma en la que se integran en la película: como elementos lúdicos que conviven orgánicamente con su entorno, incluso si es con coreografías enteras en un plano que roza lo fantástico.

La familia de Elton John no queda muy bien parada en 'Rocketman' (Foto: Paramount Pictures)
La familia de Elton John no queda muy bien parada en 'Rocketman' (Foto: Paramount Pictures)

3. El guion

La historia de vida de Elton John, como la de muchos ídolos musicales que triunfaron en los años 70 y 80, está llena de baches, drogas y roces con la muerte. El guion de Lee Hall (Billy Elliot) no busca ocultar los excesos ni las malas decisiones de su protagonista, al contrario, lleva sus fallas como una medalla en el pecho. Por la estructura con que está narrada Rocketman no hay un momento en que dejemos de tener en el fondo de la mente el aparente final de un camino a la vez tan escabroso y tan iluminado.

4. Dexter Fletcher

El director británico Dexter Fletcher se siente perfectamente a gusto con personajes excéntricos y filosos, de modo que encontró una mina de oro en Elton John y las personas que lo han acompañado por tantos años. Aquí, Fletcher puede extender sus alas y contar una historia de vida extravagante para transformarla en una película extraordinaria. Rocketman muestra lo que Fletcher puede hacer sin límites creativos estrechos y es deliciosamente sorprendente.

Dexter Fletcher dirige a Taron Egerton en 'Rocketman' (Foto: Paramount Pictures)
Dexter Fletcher dirige a Taron Egerton en 'Rocketman' (Foto: Paramount Pictures)

5. El placer visual

Hay una secuencia en Rocketman donde vemos florecer el potencial que Reginald tuvo desde niño y estallar como fuegos artificiales al ritmo de Crocodile Rock. Ese momento es estremecedor y visualmente encantador. La vida de Elton John inicia en una calle de casas opacas, con una sobriedad británica que lo sofoca. Conforme se abre camino, su mundo se llena de color, de brillo, de glamour. Aunque en la película no vemos realmente los trajes originales diseñados por Bob Mackie, el vestuario de Julian Day captura su esencia y la traduce en la evolución de un patito feo al pavoreal con más estilo del mundo.

6. La visibilidad LGBT

Algunas de las quejas más frecuentes cuando se lleva al cine la vida de un artista LGBT+ es que la industria hollywoodense emborrona la historia, relaciones personales y parejas sentimentales de su protagonista; cubre de azúcar las cucharadas amargas. Rocketman muestra el dolor, la seducción, las dudas, el proceso de autodescubrimiento de alguien que todavía no termina de aceptarse a sí mismo. Elton enfrenta todo tipo de rechazos y abusos, incluso por parte de sí mismo, por su homosexualidad. Es una historia que, incluso si no se tratara de la vida de una persona real, sería una narración honesta y no estereotipada de un personaje LGBT+ y por eso mismo se llevaría también un aplauso.

'Rocketman' no se reserva los momentos incómodos de Elton John (Foto: Paramount Pictures)
'Rocketman' no se reserva los momentos incómodos de Elton John (Foto: Paramount Pictures)

7. La osadía

Si bien Rocketman pinta un retrato cálido y a grandes rasgos positivo de Elton John, quien funge como productor de la película, no deja de ser una cinta osada. A diferencia de otras películas biográficas, Elton sigue vivo y sigue siendo vulnerable a juicios públicos. Contar o recordar sus muy públicos puntos bajos y ponerse en pantalla en sus momentos más difíciles como artista y como persona no debe ser tan sencillo. El hecho de que los veamos así de claros incluso insinúa que la pasó peor de lo que se aventura a mostrar. Esa clase de introspección, por muy cubierta de brillantina que esté, hace que una historia como esta valga la pena.

¿Cuándo se estrena Rocketman en México?

Rocketman llega a salas comerciales mexicanas el 31 de mayo.