Una de las similitudes que guardan las cocinas de los distintos países de Latinoamérica es la variedad de ingredientes que cada una posee. En el caso de Perú, sus distintos ecosistemas hacen posible que sus sabores sean de los más variados, su tierra es rica por lo que permite cosechar centenas de frutas y vegetales que tanto cocineros como comensales solamente podrán encontrar en su gastronomía.

La curiosidad por explorar estos sabores es lo que hoy lleva a que los Latin America’s 50 Best Restaurants reconozcan a Pía León como la mejor chef de Latinoamérica 2018, quien se ha dedicado a investigar y utilizar diversos ingredientes indígenas contribuyendo al enriquecimiento de la cocina peruana moderna, una de las más celebradas en el mundo.

Junto con su esposo Virgilio Martínez, Pía estuvo a cargo de la cocina de Central —restaurante ubicado en Lima que obtuvo la primera posición en los Latin America’s 50 Best Restaurants durante tres años consecutivos— y en agosto de este año abrió las puertas de Kjolle, su propio restaurante en donde los platos se elaboran según los ingredientes de temporada por lo que no hay un menú fijo.

Es importante mencionar que además de atesorar los sabores de los rincones más recónditos de Perú, la chef opera una cocina basada en la equidad de género, es decir, ahí trabajan el mismo número de hombres y mujeres.