El nuevo disco de Aterciopelados se conjuga en femenino. Su nombre es Claroscura, y este miércoles 30 de mayo ha sido presentado al mundo por sus autores: Andrea Echeverri y Héctor Buitrago. Los músicos colombianos regresaron al estudio después de una década y el resultado son 13 canciones que hablan del gozo y de las contradicciones de la vida, en voz de una mujer que muchas veces se dirige directamente a otras mujeres.

La cantante, compositora y guitarrista nos recuerda, como ha hecho desde hace casi tres décadas, que lo importante es la esencia y no las apariencias. Su posicionamiento contra el body-shaming se escucha fuerte y claro en al menos tres temas: Cuerpo, Tumbao y Piernas. "Aunque tenga celulitis, yo amo mis piernas: con ellas me muevo, bailo y voy de paseo", dice la letra de la tercera. Conforme avanza la canción, Echeverri se expresa de forma similar de su barriga, de su "culo" y de sus "tetas".

Despierta mujer es un llamado al empoderamiento femenino: "Salvaje mujer, échate a correr, esos arquetipos hay que abandonar"... Y cuando Echeverri se dirige específicamente a los hombres, como en Ay ombe, es para exigirle un alto a la violencia machista.

Escucho el disco completo aquí:

"Son canciones que pueden generar polémica, que nos generan inquietudes", ha dicho Héctor Buitrago en entrevista con AFP. El también compositor y activista ambiental de 44 años describe a este álbum como una colección de mezclas atrevidas como rock, electrónica y ritmos folclóricos colombianos, pero que conserva la esencia de la banda. El propio Buitrago se encargó de la producción del disco —publicado en Sony— junto con el argentino Cachorro López.

Los Aterciopelados, que han ganado dos Grammy Latino y tienen cinco nominaciones al Grammy anglófono —y cuya colaboración musical se narra en la canción Dúo— lograron grabar un disco físico en la era del consumo de música por streaming. El arte es obra del colectivo colombiano Comes Cake.

El lado oscuro y contradictorio del humano se asoma menos que el luminoso en este álbum, pero no está ausente. Después de cantar que el cuerpo es para gozarlo, Echeverri lamenta los efectos nocivos del tiempo sobre sí misma en la canción Vieja. Con un tono más sarcástico, la vocalista sufre las consecuencias de una noche de excesos en Show.

El primer sencillo del nuevo álbum es Play y fue grabado en colaboración con la rapera chilena Ana Tijoux. De las canciones de Claroscura, esta es una que definitivamente se encuentra en el lado claro del espectro: “Solo quiero que la goces, que la baldosa destroces, sabrosura contagiarte, si estás darks, iluminarte. Solo quiero que esta música, te acaricie como el viento, te caliente como el sol y te sepa a melocotón”.