Películas que hablan del racismo hacia los afroamericanos en Estados Unidos hay muchas, también hay una buena cantidad que tienen en su trama un road trip (viaje en carretera, que ya es todo un género), pero una que conjugara las dos con una clara crítica social aderezada con humor, eso solo se puede ver en Green Book.

Esta es una de las 10 películas nominadas al mayor premio de los Oscar 2019 y la principal competidora de Roma (tanto las casas de apuestas como los software de predicciones la dan como la segunda favorita). Y con tales cartas, podemos afirmar que es una de las mejores películas que se hicieron en el 2018, pues causa rabia, impotencia, admiración, ternura y varias carcajadas que siempre se agradecen.

La trama puede sonar sencilla, pero en el cómo se desarrolla está la belleza de Green Book. La historia se ubica en Nueva York de 1962, cuando John F. Kennedy era presidente y la discriminación hacia los afroamericanos aún era palpable.

Tony Vallelonga (Viggo Mortensen), apodado “Tony Lip”, es un italo-americano que quedó desempleado. Es un hombre que lo mismo puede comer 20 hot dogs de una sentada que una pizza entera doblada como si fuese taco o consumirse dos cajas de cigarrillos al día. Vive en una casa del Bronx con su esposa, Dolores, y dos niños pequeños. Un hombre poco educado, descuidado en su higiene, rudo, pero que ama profundamente a su familia; incluso es un tanto racista, pues el día que va un par de afroamericanos a componer la tubería de la cocina, su esposa les ofrece agua, y él, al verlos beber de sus vasos, siente asco y tira los vasos a la basura.

Viggo Mortensen subió 20 kilos para interpretar el papel de Tony Lip
Viggo Mortensen subió 20 kilos para interpretar el papel de Tony Lip

Tony es invitado a una entrevista de trabajo para ser chofer de un doctor. Es ahí donde conoce a Donald Shirley, “Doc” (Mahershala Ali), un reconocido pianista negro que busca un conductor para que lo lleve a su gira de conciertos de ocho semanas por el medio oeste y el sur profundo de los Estados Unidos.

Aunque en la primera charla ninguno de los dos se entiende y deciden no trabajar juntos, la fuerza de sus referencias lleva a Don a insistir. Tony necesita el dinero y acepta. Antes de partir, el sello discográfico de Don le da a Tony una copia del Libro Verde (el Green Book), una guía para que los viajeros negros encuentren moteles, restaurantes y estaciones de servicio donde las personas de raza negra son bien recibidas.

Don Shirley se da cuenta de cómo es Tony, una persona que empata poco con su refinamiento al hablar, con su nivel cultural, con las buenas costumbres que a él le fueron inculcadas. A la par, Tony descubre que Don es demasiado burgués y poco sabe de música popular, pues no sabe quién es Little Richard, Aretha Franklin, Sam Cooke o Chubby Checker, “¡¿pero esta es tu gente?!", le dice al pianista quien se siente ofendido por el comentario racista de Tony.

Don y su trío musical (compuesto por él y dos rusos) tocan una fusión de jazz con música clásica en espacios donde solo hay gente adinerada y blanca. Han llegado a dar conciertos incluso en la Casa Blanca.

Mahershala Ali hace el papel de Don Shirley un famoso pianista que sufre discriminación por su raza negra
Mahershala Ali hace el papel de Don Shirley un famoso pianista que sufre discriminación por su raza negra

Y mientras Don le enseña buenos modales a Tony (cómo hablar, a no tirar basura en la carretera, a no robar), el italiano comienza a romper un poco esa coraza de hombre impoluto y perfecto que en su vida había probado el pollo frito.

A lo largo del viaje, y con cada parada, la convivencia entre ambos es más cercana, pasan de ser distantes a tratar temas personales. En cada pueblo, Tony escribe una carta a su esposa; Don se da cuenta de lo mal que escribe y le ayuda para que Dolores reciba mensajes realmente conmovedores.

'Green Book' cuenta la historia de dos hombres opuestos que forjan una amistad
'Green Book' cuenta la historia de dos hombres opuestos que forjan una amistad

Aunque el road trip parece divertido, también van ocurriendo episodios de racismo que llegan al grado de no permitir que Don ocupe el mismo baño que el público conformado por la gente blanca o a no dejarlo cenar en la mesa con los músicos y los comensales para los que después él ofrecerá un concierto.

La admiración de Tony por Don cada día es mayor, pues pasa de ignorar la música que él toca a gustarle de verdad. Cuando le preguntan por su jefe, él dice que es el mejor pianista “Es como Liberace, pero mejor”. El músico también se ablanda con Tony y comienza a ver los aspectos positivos que tiene ese hombre a quien consideraba tan ordinario y desesperante.

La discriminación racial de los años 1960 en Estados Unidos se ve reflejada en esta historia basada en hechos reales
La discriminación racial de los años 1960 en Estados Unidos se ve reflejada en esta historia basada en hechos reales

Las curiosidades de Green Book

La historia de Green Book recuerda mucho a Driving Miss Daisy, con Morgan Freeman y Jessica Tandy, pero en esta cinta de 1989 los papeles están invertidos: ella es la mujer blanca y adinerada que viaja atrás en el coche y él el chofer afroamericano que va al frente de los viajes.

Algo que conmueve de esta película es que sea basada en una historia real. De hecho, el guion de Green Book fue escrito por Peter Farrelly, Brian Currie y Nick Vallelonga (el hijo de Tony Lip).

El actor Viggo Mortensen comenzó las negociaciones de la película en mayo de 2017, y subió unos 20 kg para hacer el papel de Tony Lip.

Además de las risas, si algo se agradece después de ver Green Book es saber que para entender las consecuencias del racismo, odiarlo y tratar de mermarlo —aunque sea en nosotros— solo hace falta empatizar con quien lo padece.