Pronto estaremos viendo a Guillermo del Toro con más frecuencia en México. Esto se debe a que el director ganador del Oscar filmará en Guadalajara un fragmento de Pinocchio, la película animada cuadro por cuadro que produce con Netflix. Será la primera vez que Guillermo del Toro regrese a México para filmar, después de su largometraje debut Cronos, estrenado en 1993.

Según reporta Cine Premiere, Guillermo del Toro rodará parte de Pinocho en el Centro de Animación Internacional, con sede en Guadalajara, cuya creación anunció hace algunos meses. “El taller de Chucho”, como se le conoce de manera informal, será un espacio dedicado a la producción de cine animado con técnicas diversas: stop motion, 2D y 3D. La construcción del mismo es una colaboración entre el cineasta y el Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

“Una de las primeras actividades del ‘taller de Chucho’ será traer una parte pequeña pero simbólicamente importante de Pinocchio”, dijo Guillermo del Toro, en exclusiva, a la revista especializada. De los casi 100 minutos que planea para la duración de la película, serán entre tres y cinco minutos los que espera rodar en México. “Serán unos cuantos minutos pero los suficientes que nos permitan vincular a esta película con el taller”.

Esta estrategia es un paso más en la que parece ser la nueva misión de vida de Guillermo del Toro: asegurarse de que la juventud mexicana obtenga tanto impulso como sea necesario para desarrollar su talento en todas las áreas.

Talento mexicano en ‘Pinocchio’

La filmación de Pinocchio en Guadalajara podría suceder a principios de 2020, una vez que quede listo el Centro de Animación Internacional. Del Toro aprovechará entonces para trabajar en paralelo uno de los proyectos más interesantes que tiene sobre la mesa: el largometraje de animación que producirá para la directora tapatía Karla Castañeda. “Mi esperanza es que para entonces podamos empezar a armar la película de Karla o la cinta de cualquiera de los que están preparando diferentes largometrajes”, dijo a Cine Premiere.

Karla Castañeda (quien trabajará en el equipo de arte de Pinocchio) forma parte de una generación de animadores originarios de Jalisco que han hecho ruido en México y el mundo gracias a sus historias entrañables, estilos particulares y talento indudable. Castañeda, con Sofía Carrillo, Luis Téllez y más están entre las grandes promesas de la animación mexicana que pronto dará el salto de cortometraje a largometraje.