Las tardes de los años noventa y principios de los dos mil estuvieron acompañadas por todo tipo de animes en la televisión mexicana. Entre estas series venían muchas del tipo shojo, enfocadas a un público femenino y con mujeres mágicas como protagonistas. Sin saberlo, estas series estaban metiendo un chip de poder femenino en su audiencia.

Estas son las heroínas de anime que nos hablaron de poder femenino y rompieron estereotipos desde nuestra infancia.

Las Sailor Scouts

En Sailor Moon, Serena Tsukino y su grupo de mejores amigas peleaban contra todo tipo de villanos cósmicos después de hacer la tarea de su escuela. Aunque Serena no era precisamente la chica más ruda de su serie animada, formaba parte de un equipo en el que había mujeres con personalidades e intereses distintos. Esta serie no dudaba en mostrar que las mujeres podían hacer cualquier cosa, desde enfrentarse a las tribulaciones diarias de la adolescencia hasta salvar al mundo. Además, una parte muy importante de Sailor Moon descansaba en la amistad entre Serena, Amy, Rei, Lita y Mina (las scouts originales): no siempre estaban de acuerdo, pero siempre estaban ahí para ayudarse y no juzgarse unas a las otras.

Akane Tendo

La protagonista de Ranma ½ era una chica lista, que no se dejaba de nadie y además era campeona de artes marciales. Akane Tendo era la menor de tres hermanas, cada una con una personalidad muy definida. Aunque Akane empieza la serie enamorada de un hombre, las relaciones románticas no son su único interés en la vida. Cuando conoce a Ranma en su versión femenina, se emociona ante la posibilidad de tener una amiga que comparta sus intereses. Conforme avanza la serie, Akane encuentra a otras chicas fuertes y aprende a manejar su espíritu competitivo y a crecer como ser humano.

Lucy, Anaís y Marina

Las mujeres detrás del colectivo CLAMP siempre han escrito a mujeres fuertes y que luchan por lo que quieren (tanto las heroínas como las villanas). En Las guerreras mágicas, Lucy, Anaís y Marina viajan a Céfiro para salvar a una princesa. Estas tres adolescentes son guerreras valientes que superan los obstáculos y sus propios miedos en defensa de algo más grande que ellas. Además, aprenden a desechar sus propios prejuicios para formar vínculos de amistad profundos aunque son muy diferentes unas de otras.

Bulma

Dragon Ball tiene un montón de personajes femeninos fuertes que muchas veces son mirados por encima del hombro. Aunque esta serie estaba más enfocada en el público masculino (las mujeres siempre tienen curvas exageradas y frecuentemente las enredan en chistes sexuales), sus mujeres siempre han sido fuertes tanto en carácter como en el aspecto físico. Bulma merece mención aparte porque es quien desencadena la historia de la serie: es una mujer inteligente, científica, con espíritu de aventura que quiere encontrar las Esferas del Dragón y en ese proceso conoce a Goku. Tanto en la cronología normal de la serie como en su futuro alternativo, Bulma es una inventora, empresaria exitosa y madre excepcional. Es fundamental en el campo de batalla no tanto por sus habilidades marciales, sino por su mente brillante.

Sakura Kinomoto

También escrita por CLAMP, Sakura Card Captors mostraba la historia de una adolescente común dotada con poderes extraordinarios. Sakura Kinomoto es una niña un poco torpe, pero con un corazón enorme y una voluntad poderosa, que con ayuda de sus amigos lucha para capturar a las cartas Clow. Sakura tiene una mejor amiga, Tomoyo Daidouji, quien tiene sentimientos muy fuertes por ella. Esta serie no le tuvo miedo a mostrar de manera natural y tierna las distintas emociones de la adolescencia, no solo en chicas como Sakura y Tomoyo, sino en otros integrantes de la familia, como Touya, el hermano mayor de Sakura, y su mejor amigo Yukito.