El estilo normcore y el distressed —donde las prendas literalmente se ven sucias, desgastadas y rotas— ha salido de los bajos mundos para colocarse en las pasarelas. En los últimos meses han triunfado los llamados tenis feos (ugly sneakers) y ahora la más reciente sorpresa son los tenis sucios vistos en colecciones 2018.

Marcas de alta costura como Balenciaga o Gucci han adoptado esta tendencia y ahora marcas deportivas y low cost las han dejado más a la mano de los consumidores de (casi cualquier) moda.

¿Pensarías que alguien pagaría 740 dólares (15 mil pesos) por unos tenis que son casi iguales a los que venden en Walmart por 120 pesos? Además de que tu perro puede lograr dejarles una decoración similar a esta suciedad. Pero no, esto es moda de pasarela y se viraliza entre los fashionistas en Instagram.


El origen de los ugly sneakers

Si se hubiera podido predecir, jamás se habría pensado que la moda de los tenis feos triunfaría dentro y fuera de las pasarelas... y que se convertirían en una tendencia perdurable. Esta corriente que rescata el calzado que cualquier papá usa el fin de semana fue retomada por casas de moda como Balenciaga en 2017, pero antes de este, que es el modelo más famoso, hubo otros pioneros de la antiestética.


Los ugly sneakers o dad sneakers, como se les conoce en inglés, nos remontan a Kanye West y su línea Adidas Yeezy en 2015. A primera vista, sus modelos parecían un guante tejido para los pies. SIn embargo, la estrategia publicitaria (que incluyó a las Kardashian-Jenner usándolos) los llevó a convertirse en verdadero objeto de deseo.

Para 2017 el rapero repitió la hazaña, pero ahora con el modelo actual de ugly sneakers, como se ve abajo.


En la moda deportiva y en esa tendencia athleisure de los dad shoes (zapatos de papá) proviene de uno de los modelos más populares de Nike: el Air Monarch II, el rediseño de este clásico fue una de las primeras tareas de Jason Mayden en Nike.

En entrevista para Bussiness Insider, Mayden habló sobre el origen de este concepto:

“Están hechos para la gente que es completamente opuesta a la musa de Nike. Para la gente que prepara a los atletas para que se conviertan en lo que son, así que no son necesariamente personas fuertes y atléticas. Muchas veces es la persona que siempre está presente apoyando, una figura paterna”

Cuando comenzaron a trabajar en estos zapatos pensaban en el típico entrenador de las películas: señores de más de 40 años con pantalones con pinzas que siempre están de pie y, por lo tanto, buscar calzado cómodo que combine con la mayoría de sus prendas.

De ahí que los colores que siempre eligen para sus tenis son blanco con toques de azul, negro y ya queriendo sentirse a la moda, gris. La horma es ancha por lo que pueden traerlos puestos todo el día sin sufrir molestias.

Boceto de Jason Mayden, de los Air Monarch II
Boceto de Jason Mayden, de los Air Monarch II

Dad shoes de lujo

Los tenis feos son la última herencia de la tendencia normcore; pensemos que se usan rigurosamente con calcetas y faldas o pantalones ligeramente más cortos que permiten verlos en todo su esplendor.

Los dad shoes de diseñador más populares son los Triple S Trainers, de Balenciaga, cuyo precio es de casi 900 euros —aproximadamente 21 mil pesos mexicanos.

Kering, grupo de marcas de lujo a donde que pertenece Balenciaga (encabezada por François-Henri Pinault), asegura que durante el primer cuarto de 2018 han sido la compañía con mayor crecimiento en ventas y que van por buen camino para lograr el billón de euros en ventas.

Se han convertido en objeto de deseo de los fashionistas y amantes del streetwear, por lo que no es raro verlos una y otra vez en Instagram.


Otras casas de han retomado la tendencia son Louis Vuitton, Gucci, Prada, Dior y hasta la diseñadora Stella McCartney.


El éxito de esta tendencia se ha reflejado en versiones más accesibles para el público como los Adidas Falcon, los Nike Air Max 97, los Fila Disruptor 2 y los The Stüssy New Balance 990v4 .

Nike Air Max 97 Ultra
Nike Air Max 97 Ultra