Es muy famoso el maridaje de pescados con vinos blancos o las carnes rojas con vinos tintos, pero ¿qué hay de los antojitos mexicanos? Nuestra comida merece algo más que un refresco bomba de azúcar que les mate el sabor, una buena cerveza podría ser ideal, pero ¿cuál con qué?

La Asociación de Cerveceros Artesanales de México (Acermex) se dio a la tarea de buscar qué chelas pueden realzar el sabor o ser un gran complemento de diversos antojitos mexicanos; procuró incluir una buena variedad de platos y tratar de abarcar toda la República Mexicana. Unió a las mejores parejas y las “casó” en un gran bocado.

Aquí reproducimos 10 sugerencias de maridaje que nos parecieron muy atinadas, se propone una cerveza artesanal determinada, pero se puede elegir una similar en caso de que dicha etiqueta no la encuentres. El punto es disfrutar de la comida y provocar el máximo gozo al paladar.

1. Barbacoa de borrego (Hidalgo) con una strong scotch (ámbar)

Una de las comidas más típicas de fines de semana en el centro de México. Las notas ahumadas de la carne de borrego y los deliciosos aromas y sabores de la penca de maguey presentes en la carne, hacen un juego perfecto con el ligero perfil ahumado de la cerveza. La graduación de la bebida ayuda limpiar el paladar y brindar esa agradable sensación de cortar la grasa.

Los expertos recomiendan acompañar estos taquitos con una Morrigan de Cervecería Malteza. Es estilo Strong Scotch de color ámbar con destellos rojizos. Tiene ligero sabor acaramelado, a frutos rojos, sutiles tostados y ahumados que se llevan muy bien con la carne de borrego.

2. Birria Tatemada (Jalisco) con una pale ale

La birria es de los platos más tradicionales de Jalisco, aunque se come en otras partes del país (donde se hace con carne res o borrego), la de este estado se caracteriza por ser de chivo. La birria tatemada es la que se quema ligeramente o se hornea hasta quedar dorada por fuera pero manteniendo en su interior una suavidad característica.

Los de la Acermex recomiendan comer la birria tatemada con una Down Under Pale Ale, de sabor amargo, notas a hierbabuena, limón, mojito, piña, maracuyá y guayaba que va muy bien con los platos especiados, picantes y altos en grasa.

3. Tacos de carnitas (Michoacán) con una american pale ale

Estas delicias típicas de Michoacán se comen en casi todo el país, pero la mejor recetar de cerdo cocinado en su propia manteca con especias y frutas pertenece a este estado.

Los expertos recomiendan acompañara con Adela, de Adelitas Cerveceras, que tiene un aroma perfumado, notas a mango, piña, miel, cáscara de cítricos y ligeras notas herbales. Esta cerveza además representará a México en el Primer Encuentro Internacional de Mujeres Cerveceras en Latinoamérica.

4. Pozole seco (Colima) con una lager

Es también es famoso en Michoacán y no dista mucho de cualquier pozole blanco, pero este se basa en una receta bastante particular, cuyo secreto radica en que no lleva caldo. El maíz se cuece con todo y carne y se machaca, se bate y se fríe con manteca hasta que quede consistente.

Esta adaptación ha convertido al pozole seco en uno de los atractivos gastronómicos para los que visitan el estado y uno de los principales placeres culposos dentro de la dieta colimense. Puede que no se vea del todo apetitoso, pero créenos, lo es.

Pues ya que estamos en dicho estado, lo lógico es darle su mejor compañía, una Colimita de Cervecería de Colima, que fue creada para acompañar a la comida local: desde aguachiles, ceviches y tostadas de pulpo, hasta pozole seco, sopitos y enchiladas dulces.

Su ligera nota amarga con sabores florales del lúpulo y el delicado sabor de la malta son la clave para resaltar el tierno sabor del maíz y limpiar el paladar para el siguiente bocado.

5. Cabrito (Nuevo León) con mexican ipa

El cabrito es la cría de la cabra de hasta cuatro meses de edad, por lo cual su carne es tierna y jugosa. Se puede preparar al horno, asado o guisado.

La Mëxican IPA de Cerveza Rrëy es una de las que mejor le acompañan, pues le da un balance a la grasa de la carne con el amargor típico de la cerveza y sus notas tropicales. Esta cerveza contiene lúpulo mosaic y centennial, malta Pilsner y frutas mexicanas (guanábana, maracuyá y guayaba).

6. Garnachas istmeñas (Oaxaca) con una cerveza ámbar

Son un tipo de garnachas que se preparan con carne de cerdo y salsa de tomate, queso de la región, todo sobre una masa de maíz frita y acompañada de col encurtida.

Se lleva muy bien con la cerveza Ingrata ámbar, esta, al ser maltosa de cuerpo medio con ligeras notas a especias ayuda a destacar el sabor del cerdo y las especias con las que es sazonado.

edf
edf

7. Panuchos de cochinita pibil (Yucatán) con una tipo saison

Estas delicias de la comida yucateca llevan lo mejor del mestizaje: el maíz y los frijoles con la carne de cerdo sazonada con achiote y chile habanero. De ahí que vayan perfecto con una cerveza como una Belgian in the beach de Paracaidista, una de estilo saison (variación de la pale ale, pero de sabor frutal o especiado).

Las notas de fruta cítrica de la cerveza nos recuerdan a la lima yucateca, mientras que su cuerpo seco es un buen contraste a la grasa y sabores especiados de la cochinita. El combinar cerveza y garnacha es una bomba deliciosa.

8. Taco campechano (CDMX) con american pale ale

Si vienes a la Ciudad de México y no comes tacos, es como haber huido a la gastronomía local. Este es uno de los tacos que se deben probar, pues lleva una combinación perfecta de bistec (carne de res) con chorizo, se puede agregar nopales, papa, cebolla frita o aguacate, todo depende del lugar donde se coma, pero la salsa y el limón es infaltable para mejorar el sabor de las carnes.

Una gran compañera para los tacos campechanos es la American Pale Ale de Cyprez. Una cerveza de color amarillo intenso de carbonización media alta, con ligera turbidez. Aroma ligeramente herbáceo, notas de toronja y un toque de guayaba. Sensación en boca con notas de grano y sutil caramelo, de amargor medio. La presencia de lúpulos te ayudará a limpiar tu paladar de la grasa y el picante, para dejarte listo para la siguiente mordida.

9. Ceviche (Baja California) con cerveza clara semiamarga

El puerto de Ensenada, Baja California, es uno de los destinos predilectos para comer mariscos y el ceviche es uno de esos infaltables en esta gama de cocina.

Este plato típico consiste principalmente en carne marinada (pescado, mariscos o ambos) en aliños cítricos e ingredientes como tomate, cebolla y cilantro. Su versatilidad le permite añadir otras verduras e ingredientes como fruta, algas, chiles y salsas, además suele acompañarse de totopos, tostadas o galletas saladas.

Por sus notas cítricas y refrescante sabor, los expertos recomiendan una Mantis, la Witbier de Cervecería Agua Mala, porque realza los sabores del limón y el pescado.

10. Chamorro (Ciudad de México) con una Märzen Lager

Un plato típicamente cantinero, el chamorro es la deliciosa carne que viene de la pantorrilla del cerdo. Se puede cocinar de varias formas y es conocida por ser tierna, jugosa y sobre todo, deliciosa. Una preparación típica de una cantina chilanga es al ajillo (con chile guajillo y mucho ajo).

Los de Acermex proponen maridarlo con una Tres Casas Märzen, pues tiene un sabor a malta tostada y un perfil fresco, pero de cuerpo completo. Una mezcla perfecta entre lo fresco y amargo que va muy bien con la carne de cerdo, pero también acompaña bien otras carnes rostizadas y embutidos, haciéndola una cerveza versátil y fácil de tomar.