Esta nota contiene spoilers del episodio 5 de la temporada 8 de Game of Thrones.

¿Qué haces si llamas a tu bebé con el nombre de una maníaca genocida?

Esa es la pregunta que enfrentan miles de padres en Estados Unidos esta mañana después de que el episodio 5 de la temporada 8 de Game of Thrones dio un giro muy oscuro en la historia de uno de los personajes principales.

En el mundo de la serie de fantasía de George RR Martin, Daenerys Targaryen es una princesa exiliada que anhela recuperar un trono usurpado. En el camino, ella libera esclavos, castiga a sus captores y da a luz (por así decirlo) a tres dragones. Estas heroicas fantasías inspiraron a legiones de admiradores en el mundo real, quienes la convirtieron en un símbolo del empoderamiento femenino.

Luego, en el episodio 5 de la última temporada, mató a miles de inocentes en un ataque de rabia, convirtiéndose en el tipo de tirano que anteriormente estaba dedicada a derrocar. Eso podría significar problemas para los miles de padres estadounidenses que han llamado a sus bebés con el nombre de ese personaje.

Los datos de la Administración de Seguridad Social de Estados Unidos muestran que desde la primera temporada de la serie de HBO, Game of Thrones, emitida en 2011, al menos 3 mil 500 niñas estadounidenses han sido nombradas Daenerys o Khaleesi (uno de los títulos reales del personaje). En este recuento se incluyen una serie de faltas de ortografía comunes (“Kaleesi” y “Danerys”, por ejemplo). Pero dado que la base de datos no incluye nombres que aparecen menos de cinco veces en un año determinado, el número real de niñas que llevan el nombre del personaje es seguramente más alto.

Khaleesi solo fue el nombre número 549 más popular para niñas en 2018, según la Administración de la Seguridad Social en Estados Unidos, clasificándose por encima de clásicos como Priscilla (575), Anne (599) y Rosie (619).

Ahora, muchos de esos padres pueden estar teniendo dudas, subrayando los peligros de abrazar personajes ficticios cuyos arcos completos aún no se han escrito. En un momento del reciente episodio, Daenerys incinera a una mujer campesina y a su pequeña hija, tal vez un gesto de asentimiento de los productores a los padres que se sienten traicionados después de presentar al personaje como un símbolo del poder femenino.

El mes pasado, la madre de una niña de un año de edad llamada Khaleesi, le dijo al New York Times que en una década más o menos, el nombre sería familiar. La gente reconocería que significa “fortaleza”, predijo ella, “una mujer que conoce su poder, sabe lo que quiere”.

Este año, la Khaleesi estadounidense más antigua está cumpliendo 8 años, quizá es lo suficientemente mayor como para ver la serie con sus padres y preguntarse por qué la mujer de la que lleva el nombre acaba de incendiar una ciudad entera.

Hay un episodio que queda en la serie, dejando espacio para la posibilidad de redención para el personaje. Y al final, los padres de la Khaleesis de hoy pueden no estar particularmente preocupados por los legados de sus hijas: los niños tienen una tendencia a crecer en sus identidades de manera inesperada, sin importar cómo sean nombrados. Y los nombres ficticios toman sus propias vidas una vez que han entrado en la conciencia general, por separado de lo que sus creadores pretendían originalmente.