Con cada año que empieza surge la tentación por sacar de casa todo lo que ya no usamos, limpiar un poco y cambiar de aires. Si te falta motivación para hacerlo, este enero, la japonesa Marie Kondo llegó a Netflix para invadir tu hogar con sus métodos de organización en la serie de realidad ¡A ordenar con Marie Kondo!

Kondo es consultora del orden y autora de cuatro best-sellers que explican cómo mantener en orden tu casa, tu clóset y otras áreas de tu vida. En ¡A ordenar con Marie Kondo!, Marie visita las casas de varias familias en Estados Unidos para mostrarles cómo deshacerse de lo que no necesitan y traer así una armonía distinta a su vida.

Estos son los principales consejos de Marie Kondo para ordenar tus espacios personales:

1. Pregúntate si tus objetos despiertan alegría

La regla de oro de Marie Kondo es que tus posesiones (ropa, libros, utensilios de cocina) “despierten alegría” en tu vida. ¿A qué se refiere con esto? A que mientras ordenas, en lugar de pensar en qué necesitas tirar o donar, pienses en lo que necesitas conservar. Es una perspectiva ligeramente distinta de otros métodos de minimalismo, pues se enfoca en lo más positivo de tus pertenencias y no en lo que podrías considerar como basura.

Primero debes separar tus posesiones en cinco categorías: Ropa, Libros, Papeles, Komono (artículos misceláneos) y Objetos con Valor Sentimental. Después reúne los objetos de cada categoría en un solo sitio y a partir de esa montaña separa lo que te despierta alegría y conservarás de lo que no te despierta alegría y tendrá que irse.

2. Agradécele a tus pertenencias

Una de las críticas más comunes de los métodos de Marie Kondo en redes sociales es su acercamiento espiritual a los objetos: al llegar a ordenar una casa, Marie se presenta con ella en una breve y silenciosa meditación; antes de deshacerse de algún objeto, Marie le agradece los servicios prestados; para ordenar los libros, Marie primero los despierta con un golpecito.

Hay que entender que antes de ser una autora exitosa, Kondo pasó cinco años como miko, una mujer al servicio de un templo shinto en Japón. Marie Kondo viene de una cultura religiosa distinta de la occidental, en la que los rituales son importantes y que considera que todo (objetos, naturaleza, etcétera) contiene una esencia espiritual.

Para Kondo, mantener un espacio en orden es también una experiencia espiritual que ayuda a las personas a armonizar con su entorno. Por eso sugiere que al decidir deshacerse de algún objeto, primero te despidas de él: de la ropa que te acompañó durante años, de libros que disfrutaste pero que ya nunca lees, de la vajilla que solo sirvió para que aprendieras que no te gusta lavarla. Agradécele a cada cosa por el servicio que te proporcionó y deséale que en su próximo hogar también pueda darle felicidad a alguien.

3. Dobla todo en tercios

Marie Kondo propone distintas formas de organizar un armario, pero la regla básica para todo lo textil es intentar reducirlo a un rectángulo que ocupe el mínimo de espacio. Para lograrlo, Marie sugiere doblar todo en tercios y por la mitad hasta conseguir un rectángulo que pueda sostenerse de forma vertical. Así ocupará menos espacio dentro de los cajones y te permitirá ver qué ropa tienes en cada uno sin desordenar todo de nuevo.

4. Usa cajitas dentro de otras cajas

El chiste de meter una caja dentro de otra caja, dentro de otra caja es una sugerencia real de Marie Kondo para mantener ordenados tus cajones y alacenas. Si el problema es que cada vez que guardas algo se queda rodando en algún buró o cajón, Marie lo resuelve con cajas que funcionan como separadores por tamaño o categoría.

Sirve para ordenar objetos misceláneos, utensilios de cocina, artículos de belleza y hasta zapatos.

5. ¡Deja de acumular libros!

Los lectores están indignados con Marie Kondo por atreverse a sugerir que se deshagan de sus libros. Kondo no te pide que lances todo a la basura, solo que seas consciente de qué es lo que tienes y qué es lo que necesitas conservar. La autora propone reunir todos tus libros en una pila y categorizarlos: Recetarios, Interés general, Infantiles, Revistas, Referencia y académicos, Agendas. Una vez hecho esto, debes ir uno por uno preguntándote si te despierta alegría. Si no lo hace, se va al montón de los que sacarás de tu casa. Esto no significa que tengas que tirarlos a la basura: puedes donarlos a bibliotecas públicas, escuelas y otras instituciones.

Decidir que un libro te despierta alegría solo es el primer paso: también debes preguntarte si ya lo leíste, si volverías a leerlo, si todavía lo usas y si podrías honrarlo de otra forma… y una forma de honrarlo es liberándolo para que le cause alegría a otros lectores.

Esos son tan solo los primeros pasos en el camino de Marie Kondo rumbo a una vida más ordenada. Puedes ver la primera temporada de ¡A ordenar con Marie Kondo! en Netflix.