El 4 de mayo se celebra el Día de Star Wars y una de las mejores formas de conmemorar la fecha es con un maratón de la saga creada por George Lucas. Esta cuenta con tres trilogías, al menos tres series animadas y un par de películas unitarias que pueden confundir a quienes se acercan a ella por primera vez.

Recomendamos estas dos propuestas para que quienes nunca se han sentado a ver Star Wars puedan dar sus primeros pasos a un mundo más amplio... sacando el máximo partido de las tres trilogías que narran esta lucha entre el bien y el mal.

Orden cronológico de producción

Es muy difícil que alguien de verdad no tenga ni idea de que Luke Skywalker es hijo de Darth Vader, considerando que “Yo soy tu padre” es un momento muy parodiado en la cultura pop de los últimos 40 años. Sin embargo, ese giro en la trama del El Imperio contraataca se hizo icónico precisamente porque nadie lo esperaba. Para no arruinar las sorpresas sobre la identidad de Vader que se van sembrando desde los primeros minutos de Una nueva esperanza, este orden responde a la cronología de la producción de las películas:

1. “Episodio IV: Una nueva esperanza” (1977)

2. “Episodio V: El Imperio Contraataca” (1980)

3. “Episodio VI: El regreso del Jedi” (1983)

4. “Episodio I: La amenaza fantasma” (1999)

5. “Episodio II: El ataque de los clones” (2002)

6. “Episodio III: La venganza del Sith” (2005)

7. “Episodio VII: El despertar de la Fuerza” (2015)

8. “Rogue One” (2016)

9. “Episodio VIII: Los últimos Jedi” (2017)

10. “Solo” (2018)

11. “Episodio IX: El ascenso de Skywalker” (2019)

Orden cronológico dentro de la historia

Aunque George Lucas inició este universo con el ahora llamado Episodio IV, en varias ocasiones ha asegurado que su intención original era contar la historia de los Skywalker en orden cronológico desde la infancia de Anakin en adelante. Siguiendo esa premisa, el orden para ver las películas sería:

1. “Episodio I: La amenaza fantasma” (1999)

2. “Episodio II: El ataque de los clones” (2002)

3. “Episodio III: La venganza del Sith” (2005)

4. “Solo” (2018)

5. “Rogue One” (2016)

6. ″Episodio IV: Una nueva esperanza” (1977)

7. “Episodio V: El Imperio Contraataca” (1980)

8. “Episodio VI: El regreso del Jedi” (1983)

9. “Episodio VII: El despertar de la Fuerza” (2015)

10. “Episodio VIII: Los últimos Jedi” (2017)

11. “Episodio IX: El ascenso de Skywalker” (2019)

OJO: 👀 Conoce a Steve Sansweet, el mayor coleccionista de Star Wars en el mundo

‘Rogue One’ y ‘Solo’

Acomodar a las dos películas unitarias Rogue One (2016) y Solo (2018) es complicado, pues forman parte de la historia general pero no de la específica saga de los Skywalker. Ambas fueron producidas durante la tercera trilogía, pero su ubicación dentro de la historia sucede en el periodo entre los episodios III y IV.

Solo tiene más sabor si ya conocemos a los personajes que aparecen en ella (Han Solo, Chewbacca, Lando Calrissian y un cameo sorpresa al final), de modo que se recomienda verla después de las trilogías Original y Precuela. Podría verse justo entre los episodios III y VIII, para conocer mejor a Solo y prepararse rumbo a su importante rol dentro de El despertar de la Fuerza.

La historia de Rogue One sucede antes del Episodio IV; los acontecimientos de la primera permiten la existencia de la segunda, de modo que cronológicamente tendría sentido verla antes del Episodio IV. No obstante, hay algunas sorpresas dentro de su trama y elementos de este universo que tienen más impacto y sentido si se ve después de saber qué es lo que sus protagonistas intentan lograr. Quizá por estas consideraciones es que sería mejor verla entre los episodios IV y V o VI y I del orden cronológico de producción. En el orden cronológico dentro de la historia funciona adecuadamente entre los episodios III y IV.

No importa el orden en que elijas verlas, sino que te dejes sorprender por un universo que se ha ganado la imaginación y el corazón de millones de fans alrededor del mundo. ¡Feliz 4 de mayo y que la Fuerza esté contigo!