La capital michoacana es un destino fantástico para todo tipo de viajeros, desde los intelectuales que van a estudiar su legado histórico hasta los más golosos que quieren conocer todas sus tradiciones gastronómicas. Hay algo para cada interés y alcance económico, pero donde todos los caminos turísticos convergen es en La Burbuja, la faceta nocturna de un restaurante de antojitos mexicanos llamado La Cueva de Chucho (Eduardo Ruiz 616, Morelia Centro).

Abierto 24 horas, durante el día La Cueva de Chucho es un local familiar con todo tipo de antojitos mexicanos: enchiladas, sopes, burritos, tacos. Tiene baños limpios, pisos brillantes, un par de mesas de futbolito para los niños, una rocola. Nada fuera de lugar.

A partir de las 10:00 u 11:00 pm, este restaurante se transforma en un clásico de la vida nocturna en Morelia. Sin alcanzar estatus de club nocturno, todas las fiestas terminan en este amplio local de puertas abiertas con sillas forradas de plastipiel y pisos de azulejo.

Aquí, a esta hora, los tacos son reyes y los de guisado son los mejores. Sabemos que hay diversos gustos, para ello también están los tacos de bistec y al pastor (para no perder la famosa costumbre). Todos los tacos cuestan $18.00 pesos y van bien servidos y acompañados por su verdura y una buena variedad de salsas. Si tu intención es cenar en La Burbuja para bajarte la borrachera, con dos tacos de mole con pollo o de huevo en salsa roja y un vaso de agua fresca puedes lograrlo sin problemas.

Tacos de huevo en salsa roja
Tacos de huevo en salsa roja

Por otro lado, si lo que quieres es seguir la fiesta lo mejor es llegar a eso de la 1:00 o las 2:00 am, pues así como La Burbuja / La Cueva de Chucho permanece abierta todo el día y toda la noche, su cerveza de barril no deja de fluir. De madrugada, la rocola se debate entre rock en español y canciones de desamor, mientras un grupo de jóvenes enfiestados se divierte apostándole a otro grupo que juega futbolito mientras bebe cerveza. Aquí puedes tomarte una cerveza oscura o clara en vasos de $30.00 pesos (menos de medio litro), $50.00 (litro) o $60.00 (jarra).

El único contra de seguir la fiesta en este sitio es el transporte de vuelta a tu hospedaje. De madrugada tanto los taxis locales como las vehículos privados tienen tarifas muy elevadas y nunca es buena idea caminar de madrugada y en estado inconveniente por las calles de una ciudad que no conoces bien, así que por si acaso recomendamos contar con un conductor designado. Tip de vida: pagas en caja al ordenar y te sirven al entregar tu recibo — para que nadie se vaya sin pagar lo que le corresponde.

Terminar la noche en La Burbuja es bueno, bonito y barato, sus grandes ventajas son que hay cerveza, están abiertos toda la noche y los precios son muy accesibles. Quizás no es el lugar más bonito estéticamente, pero trae todo el barrio de la ciudad.