Los talentos que aparecían en la televisión en sus inicios se dividían entre dos lugares: los foros de la XEW y lo que ahora conocemos como Televisa Chapultepec, a media cuadra de este este edificio —que se distingue desde cualquier punto de CDMX por su enorme antena roja con blanco— se fundó un lugar en donde desde hace más de 70 años se conserva una de las tradiciones gastronómicas más importantes del mundo: la cocina alemana.

En 1940, el chef Fritz Brack llegó a México y siete años después decidió fundar un restaurante en colaboración con su amigo Hanz, por lo que se quebraron la cabeza al pensar el nombre de Hanz y Fritz para el restaurante. Lo ubicaron en una enorme casona que ocupaba prácticamente toda la manzana del cruce de Cuauhtémoc y Río de la Loza —avenida en donde aún se encuentra—, eso es lo que nos cuenta uno de los meseros mientras deja un canasto con pretzels y tres tipos de pan para abrir el apetito.

View this post on Instagram

Hoy toca comida alemana

A post shared by Moisés Martínez Ayala (@el_mois) on

En 1959, el Fritz adoptó su nombre y locación actual luego de que la casona tuviera que ser dividida por una renovación en el trazo de las calles de la zona. Antes de cruzar la puerta, recibe un letrero enorme donde se lee Willkommen —bienvenido, en alemán—, una vez adentro, lo primero que se ve es una barra y un refrigerador lleno de distintas cervezas, además de un muro lleno de fotografías propias de un salón de la fama.

Los rostros más famosos de la televisión han comido en el Fritz, así que te recomendamos hacer una pausa para ver quién ha estado por ahí. La decoración del lugar se basa en motivos que hablan sobre cerveza, futbol y paisajes alemanes.

Además del pan, el mesero nos deja una ensaladita de pepinos con cebolla y orégano. Mientras nos preparamos para ordenar, al fondo del restaurante, un músico —evidentemente alemán, pero con un inglés y español perfectos— canta algunas canciones de la década de 1970. Las entradas recomendables son la típica ensalada alemana [salchicha, jamón, chícharos, papa y mayonesa] y la Ensalada Ime, con lechuga francesa, sangría, calabaza, zanahoria, apio, jitomate, ajonjolí blanco y negro, todo con aderezo de alcaparras.

View this post on Instagram

Comidita ligera

A post shared by Maurizio Kapranos (@maukapranos) on

Si quieres comer algo que no sean salchichas, prueba los riñones de res estofados bañados en salsa de vino tinto, con el fleischrouladen (niño envuelto) que es Bistec relleno de tocino, choucroute, pepinillo en salmuera y mostaza, bañado en salsa gravy, o bien, el goulasch estilo húngaro.

Aunque si lo que más anhelas son unas tradicionales salchichas —wurst, en alemán—, la especial de la casa es la Shubling: una combinación de res y cerdo de 200 gramos, también están la krakauer de res, cerdo y ternera con semilla de mostaza y la clásica bratwurst de ternera frita. El postre desde luego debe ser un strudel de manzana.

View this post on Instagram

Das ist lecker! Apfelstrudel mit Vanilleeis

A post shared by Edain Gara (@edain_gara) on

Si no tienes idea de cuál de sus 120 etiquetas de cerveza elegir, puedes pedirle ayuda al mesero, quien es un experto en el tema.

El Restaurante Fritz se encuentra en Doctor Río de la Loza 221, Doctores, a media cuadra de Televisa Chapultepec y de la Arena México; así que bien puedes darte una vuelta saliendo de las luchas. El horario es de lunes a domingo de 13:00 a 21:30 horas.