Cuando éramos niños la emoción por la Navidad no iba solo a las tremendas comilonas que nos damos de adultos, sino también en abrir los regalos y ver esos juguetes que durante todo el año le pedimos a nuestros papás.

Como ya está cerca Navidad y Día de Reyes, llegó el momento de votar por ese juguete tan deseado por quienes fueron niños en los ochenta y los noventa.