Un Boeing 737 de Ethiopian Airlines que despegó de Adís Abeba en dirección de Nairobi se estrelló el domingo por la mañana poco después de despegar con 157 personas a bordo que no sobrevivieron a la tragedia.

Ethiopian Airlines lamenta confirmar que su vuelo ET302/10 de marzo que cubría la ruta Adís Abeba-Nairobi tuvo un accidente”, indicó la compañía en un boletín informativo publicado en Twitter.

En un segundo boletín publicado unas horas más tarde la compañía confirmó que "no hay sobrevivientes".

Las víctimas eran ciudadanos de 32 países diferentes. Entre los 149 pasajeros y ocho tripulantes figuraban además de los españoles 32 kenianos, 18 canadienses, nueve etíopes, ocho italianos, ocho chinos, ocho estadounidenses, siete franceses, siete británicos, seis egipcios, cinco holandeses y cuatro indios. También había cuatro pasajeros que viajaban con pasaporte de la ONU.

El Boeing 737 había despegado a las 8:38 de la mañana, hora local, del aeropuerto internacional Bole de Adís Abeba y “perdió contacto” seis minutos después, informó el medio estatal Fana Broadcasting Corporate. El aparato, con 157 personas a bordo, debía aterrizar en Nairobi hacia las 10:30 horas locales.

Las condiciones meteorológicas eran buenas el domingo por la mañana en la capital etíope.

El aparato se estrelló en la región de Bishoftu, a unos 60 km al sur de Adís Abeba.

La compañía estableció una célula de crisis para informar a los pasajeros y habilitó líneas telefónicas para los familiares y allegados de los pasajeros del aparato.

Las víctimas eran ciudadanos de 32 países diferentes. Foto: Michael Tewelde/AFP
Las víctimas eran ciudadanos de 32 países diferentes. Foto: Michael Tewelde/AFP

Un avión reciente

La compañía Ethiopian Airlines, controlada en su totalidad por el Estado etíope, tuvo una fuerte expansión los últimos años. Su flota, la más importante del continente africano, tiene más de 100 aparatos.

En 2018 un estudio de la consultora ForwardKeys indicaba que Adís Abeba había superado a Dubái como primer aeropuerto de tránsito para los pasajeros que llegan al África subsahariana.

El Boeing 737-800 MAX que se estrelló era un aparato reciente, entregado en 2018 a la compañía.

El constructor estadounidense Boeing indicó el domingo estar "profundamente triste" por la muerte de las 157 personas.

El último accidente grave de un avión de línea de Ethiopian Airlines fue el de un Boeing 737-800 que estalló poco después de su despegue de Líbano en 2010. Los 83 pasajeros y siete miembros de la tripulación murieron.