Las peores lluvias torrenciales en un siglo en el estado de Kerala, en India han dejado un balance de víctimas que ya supera la cifra de 400 muertos, los cuales han quedado visibles tras bajar el nivel del agua.

Después de una semana de precipitaciones, las lluvias disminuyeron el lunes y los niveles de las aguas bajaron en diferentes distrito.

Helicópteros y barcos militares continuaban hasta este lunes la búsqueda de supervivientes y distribuían agua potable y víveres para las personas que quedaron aisladas por el siniestro.

Los rescatistas hallaron el domingo al menos 30 cuerpos más, lo que elevó el balance por las inundaciones en Kerala a al menos 400 muertos desde el inicio del monzón en junio pasado.

Unas 725 mil personas se encuentran refugiadas en campamentos instalados por las autoridades en este estado tropical del sur de la India, que el año pasado fue visitado por más de un millón de turistas.

“El número total de personas que se refugiaron en los 5 mil 645 campamentos humanitarios subió a 724 mil 649”, declaró el domingo a la prensa Pinarayi Vijayan, jefe del gobierno local.


Kerala inundada

Al entrar al Union Christian College de Aluva, una localidad en los suburbios de Cochin, la gran metrópoli de Kerala, un olor nauseabundo impregna las fosas nasales. En el interior, unos 2 mil sobrevivientes se encuentran hacinados.

"Este olor es la consecuencia de cinco días sin poder bañarse", afirma Savita Saha, una damnificada por las lluvias e inundaciones mortales que han devastado a Aluva y al resto del estado, acostada junto a su marido sobre una estera de yute en un pasillo.

"Todos llevan puesta la ropa que vestían cuando huyeron" de sus casas, añade.

En esta escuela, se forman largas colas frente los pocos baños disponibles. El edificio no cuenta con un lugar apropiado donde poder lavarse.

La contaminación de las fuentes de agua potable y las malas condiciones sanitarias hacen temer la aparición de enfermedades, según han expresado las autoridades. Van a trasladar a los pueblos personal de salud para hacer seguimiento a la situación.

Según el gobierno local, las pérdidas causadas en Kerala por estas lluvias son de unos 3 mil millones de dólares, “según estimaciones preliminares”. El monto definitivo sólo podrá conocerse una vez que bajen las aguas, precisaron las autoridades en un comunicado.