¿Qué estabas haciendo a los 17 años? Tal vez pensando en la universidad o estudiando para pasar algún examen extraordinario, puede que estuvieras pasando un verano increíble en la playa. A esa edad, Alyssa Carson trabaja para viajar a Marte.

Alyssa Carson, también conocida como Blueberry, tiene muy claro que lo que quiere es viajar al espacio exterior y este sueño podría hacerse realidad tarde o temprano en la primera misión tripulada por seres humanos con destino al planeta Marte.

Cuestión de vocación

Alyssa nació en Baton Rouge, Lousiana, en marzo de 2001 y, desde los tres años, se obsesionó con todo lo que tuviera que ver con el espacio exterior, al grado en que fue la primera persona en el mundo que juntó todos los sellos del Pasaporte de la NASA, los cuales te dan en cada visita que hagas a sus centros de investigación abiertos al público.

Esto llamó la atención de la institución, por lo que la invitaron a dar un tour especial por el Armstrong Flight Research Center, donde le permitieron sentarse en la cabina del F/A-18. Ahí confirmó lo que quería hacer durante el resto de su vida.


“Creo que luego de visitar estos lugares y ver estas cosas diferentes me ayudó a entener lo que podemos hacer y lo complicados que son los cohetes, además de lo lejos que podemos llegar. Esto también me enseñó a entender en donde estamos hoy y hacia donde vamos. Eso me motiva a trabajar aún más fuerte”.

Alyssa Carson

Una mujer astronauta inspiró su futuro

Cuando tenía nueve años, conoció a la astronauta Sandy Magnus en el Sally Ride Festival, un festival que se llevó a cabo en la localidad en donde Alyssa vive. Sandy le dijo que a los nueve años decidió que se convertiría en astronauta pero que, en aquel entonces, era muy complicado que una mujer fuera astronauta.

Luchó tanto por ello que fue en tres ocasiones al espacio, y el mayor tiempo que pasó ahí fue como parte de la tripulación de la Estación Espacial Internacional, como ingeniero científico.

La relación de la niña y su familia con la NASA se ha fortalecido a través de los años, por lo que la invitaron en varias ocasiones a formar parte de las conferencias en las que los expertos hablan sobre el futuro de las expediciones espaciales y, en especial, sobre las misiones tripuladas a Marte.

¿Marte será el límite?

Alyssa estudia la preparatoria en la Baton Rouge International School y toma sus clases en cuatro idiomas diferentes: inglés, español, francés y chino mandarín. “Ciencia y matemáticas son mis materias favoritas y estoy en el equipo de robótica [...] Planeo aprender ruso yo sola y portugués en la escuela, así hablaré seis idiomas”, Carson dice en entrevista para la NASA.

La NASA le ha permitido seguir el desarrollo de la nave espacial Orion que se construye en el Centro de Montaje Michoud que se encuentra en Nueva Orleans, muy cerca de su hogar en Baton Rouge. Alyssa ha estado en tres lanzamientos espaciales, ha asistido al Space Camp en siete ocasiones y al Space Academy en tres.

Es la persona más joven en graduarse de la Advanced Space Academy en Estados Unidos, además de que ha estado preparándose en Turquía y Canadá, por lo que es la primera persona en asistir a los tres space scouts de la NASA en el mundo.

Alyssa es una de los nueve embajadores de Mars One, una misión con el objetivo de formar una colonia humana en Marte en 2030.

Mientras que espera el día de embarcarse a Marte, Alyssa Carson ofrece conferencias junto a otros astronautas en escuelas primarias y secundarias de Estados Unidos en donde busca compartir su experiencia con chicos de su edad.