El productor hollywoodense Harvey Weinstein se declaró no culpable de violación y agresión sexual ante un tribunal de Nueva York, Estados Unidos.

“No culpable”, murmuró Weinstein en voz baja ante el juez que le leyó su acta de acusación.

Vestido de saco, corbata y jeans oscuros, el productor de Hollywood se presentó ante un tribunal de Manhattan el cual lució repleto de abogados y periodistas.

Las acusaciones contra Weinstein

Weinstein es acusado de haber violado a una mujer en 2013 y también se le inculpa de obligar a otra mujer a practicarle sexo oral en las oficinas del estudio Miramax, en 2004.

La acusación por felación forzada proviene de Lucia Evans, una consultora de marketing que en 2004 soñaba con ser actriz y que en octubre de 2017 contó su historia a la revista The New Yorker.

Evans relató que Weinstein le prometió un rol en su programa para aspirantes a modelo “Project Runway”, antes de obligarla a practicarle sexo oral.

Aunque solo dos mujeres son mencionadas en esta acusación en el ámbito penal, más de un centenar afirmaron desde octubre haber sido acosadas sexualmente por Weinstein a lo largo de varias décadas. Esto convirtió al exproductor en un detonante del movimiento #MeToo.

Aunque dicho movimiento ya existía previo a las acusaciones contra el productor, fue en octubre que alcanzó su máximo apogeo en las redes sociales, tras un tuit de la actriz Alyssa Milano, quien publicó: "Si has sido acosada o asaltada sexualmente, escribe ‘me too’ (yo también) en respuesta a este tuit".

Harvey Weinstein tendrá otra cita ante la corte el próximo 20 de septiembre y, en caso de ser encontrado culpable, podría pasar hasta 25 años en la cárcel.