Un ataque con bomba a un autobús de turistas cerca de las pirámides de Guiza, en Egipto, dejó como saldo 17 personas heridas, de origen sudafricano y egipcio.

El artefacto explosivo estalló junto al paso del autobús de turismo que circulaba hacia Guiza, cerca del lugar donde se encuentra en construcción el nuevo museo de antigüedades egipcias, al pie de las pirámides, según fuentes de seguridad y médicas.

Imágenes de AFP grabadas poco después de la explosión muestran un coche azul con los cristales rotos y un autobús blanco con las ventanas destrozadas y la parte trasera dañada, junto a una carretera donde ya se reanudó la circulación.

“La explosión de un objeto rompió las ventanas de un autobús que transportaba a 25 personas de Sudáfrica y un coche que transportaba a cuatro egipcios. Algunos pasajeros de los dos vehículos resultaron heridos leves debido a los cristales rotos y recibieron atención médica”, indicó una fuente de seguridad a la AFP.

El ataque del domingo se produce poco más de un mes antes del inicio de la Copa de África de Naciones (CAN) organizada en Egipto del 21 de junio al 20 de julio.

La industria del turismo, crucial para la economía egipcia, se ha visto muy afectada por la inestabilidad política y los atentados que siguieron a la revuelta de 2011 que concluyó con la caída del presidente Hosni Mubarak tras 30 años en el poder.

Durante un ataque similar en diciembre pasado, tres turistas vietnamitas y su guía egipcio murieron por la explosión de una bomba artesanal al paso de su autobús cerca del lugar.

Grupos extremistas

Desde la destitución por parte del ejército del presidente islamista Mohamed Mursi en 2013, las fuerzas de seguridad enfrentan a grupos extremistas muy activos, entre ellos la organización yihadista Estado Islámico (EI), principalmente en la península de Sinaí (noreste).

A pesar del centenar de arrestos y condenas a personas acusadas de terrorismo, se siguen produciendo ataques de manera esporádica en Egipto. Principalmente van dirigidos contra las fuerzas de seguridad pero también contra los coptos, importante minoría cristiana en el país.

Las ONGs de defensa de los derechos humanos suelen acusar al régimen del presidente Abdel Fatah al Sisi de recurrir a la tortura y de no garantizar juicios justos a las personas procesadas.

Se espera que el nuevo museo o Gran Museo Egipcio (GEM, por sus siglas en inglés) abra sus puertas en 2020, después de múltiples retrasos.