El presidente estadounidense, Donald Trump, prometió a sus votantes construir un “bello” muro en la frontera, pero necesita un presupuesto que hasta este viernes el Congreso le negó.

Debido a este escenario, un hombre de Florida busca reunir fondos en internet para ayudar a la construcción del muro.

El “crowdfunding” o microfinanciación colectiva es el recurso al que apeló Brian Kolfage, un veterano de la guerra en Irak con tres amputaciones que decidió salir al rescate de su presidente.

Su página sumaba este viernes más de 12 millones de dólares (unos 240 millones de pesos), cinco días después de haber sido creada con el objetivo de recaudar mil millones millones.

“¡Si cada seguidor de Trump donara 80 dólares, el muro estaría financiado!”, dice el slogan en la página de GoFundMe.com.

"Como veterano que ha dado demasiado, tres extremidades, me siento muy comprometido con esta nación para garantizar a las futuras generaciones que tendrán todo lo que tenemos nosotros hoy", dice Kolfage, de 37 años.

Para el muro... escaleras

Como respuesta a esta recaudación a favor del muro, aunque con una billetera un poco menos abultada, otro “crowdfunding” está recaudando dinero para distribuir escaleras para saltar la valla.

“Queremos asegurarnos de que habrá suficientes escaleras para ayudar a nuestros amigos indocumentados”, dice la página creada el miércoles por Charlotte Clymer, una mujer transgénero que también es veterana de guerra.

En estos dos días, la página ya ha recaudado poco más de 80 mil dólares (un millón 600 mil pesos), aunque está más cerca que Kolfage de llegar a su objetivo de 100 mil.

"Si esto te parece ridículo, te damos la bienvenida a la coalición de adultos razonables", escribió Clymer, quien reside en Washington.

Añadió que los fondos realmente irán a RAICES, una conocida ONG que provee servicios legales gratuitos a los migrantes indocumentados en Texas.

Trump convirtió la lucha contra la migración ilegal en uno de los principales temas de su presidencia. Este muro, que se supone detendría a los migrantes que desean ingresar a Estados Unidos, es una de sus principales promesas.

El presidente republicano insiste en que su financiamiento, con un costo de hasta 5 mil millones de dólares, se incluya en el presupuesto federal para el año 2019, que se votará antes de la medianoche del viernes. O, en su defecto, que se gaste una cantidad sustancial de dinero en seguridad fronteriza.

Pero la oposición demócrata se niega a escucharlo.