Las elecciones intermedias de este pasado martes en Estados Unidos fueron históricas en múltiples frentes, ya que otorgaron un fuerte impulso a la igualdad de género, la diversidad racial, los derechos de los homosexuales y la legalización de la marihuana, como sucedió en Michigan, Missouri y Utah.

En Michigan, los votantes aprobaron legalizar el uso recreativo de la cannabis, con lo que se sumó a otras entidades del país donde ya no existe prohibición a la venta y consumo de esta droga. Mientras en Missouri y Utah, los ciudadanos decidieron aprobar la venta de marihuana para uso medicinal.

Ahora, será legal fumar marihuana en Michigan, Missouri, Utah, Alaska, California, Colorado, Maine, Massachusetts, Nevada, Oregon, Washington y Washington D. C.

Los que dijeron no

En Dakota del Norte, la propuesta de legalización de la marihuana fue rechazada por los electores, aunque los votantes sí apoyaron a una serie de candidatos que incluyeron en sus plataformas políticas pugnar en un futuro por eliminar la prohibición a la cannabis.

En Florida, los votantes aprobaron una medida en la boleta electoral que elimina del historial de las personas las condenas relacionadas con el uso de marihuana.

Esto significa que 1.5 millones de residentes de Florida recuperarán automáticamente su derecho a votar, al no tener récord criminal, lo que aumentará el número de votantes elegibles en esa entidad en más del 10%.

Florida pose una de las leyes más estrictas contra la marihuana. Bajo la ley de ese estado es un delito poseer cantidades mayores a 20 gramos.

Los impulsores de la legalización de la marihuana obtuvieron también una victoria a nivel federal, al ser derrotado en las urnas el representante republicano de Texas, Pete Sessions, uno de los más activos opositores a la legalización de la cannabis en la Cámara de Representantes.

Sessions utilizó su posición como presidente del Comité de Reglas de la cámara baja para bloquear la votación en el pleno de más de tres docenas de enmiendas relacionadas con la marihuana, según NORML, una organización que pugna por la legalización de la cannabis.