En el pueblo de Severance, Colorado, estaban prohibidas las guerritas con bolas de nieve hasta que un niño de nueve años logró cambiar la ley, reportan medios estadounidenses como aP y CNN.

Dane Best le dijo un día a su mamá que no podía creer que las guerritas de nieve fueran ilegales y ella le dijo que él podía cambiar la ley.

Así que junto firmas de sus amiguitos en la escuela y las presentó ante la junta del condado donde vive.

La noche del lunes logró eliminar esta prohibición y ahora todos los niños y adultos de este pueblo pueden aventarse bolas de nieve sin pensar que están rompiendo la ley.

Sin embargo, hay medidas que protegen a las mascotas como gatos y perros de estas batallas con bolas nieve.

el que no se salva es el hermano menor de Dane, quien dijo, sería su primer blanco.