Trece personas resultaron heridas por la explosión de un paquete bomba, ocurrida el viernes por la tarde en una calle peatonal de Lyon, en el centro-este de Francia.

Inicialmente se habían reportado al menos 8 personas lesionadas, pero horas más tarde la cifra se ubicó en 13 heridos.

“Nos orientamos (a la hipótesis) de un paquete bomba”, dijo a AFP una portavoz de la fiscalía francesa.

Ninguno de los heridos está en peligro de muerte, añadió un vocero de la prefectura.

El paquete contenía “tornillos y pernos” y fue colocado frente a una panadería, en la esquina de la calle, indicó una fuente de la Policía.

‘Fue un ataque’, afirma Macron

El presidente francés Emmanuel Macron calificó de “ataque” la explosión que causó varios heridos este viernes en Lyon, y afirmó que no hay reporte de personas muertas “a priori”.

“Hubo un ataque en Lyon (...) no me corresponde hacer un balance, pero a priori, en estos momentos, no hay víctimas (mortales). Hay heridos, y evidentemente quiero transmitirles mis simpatías, así como a sus familias”, declaró Macron al inicio de una entrevista en directo con un joven youtuber.