Google otorgó 150 mil dólares (alrededor de 2 millones de pesos) en publicidad —durante 2011 y 2015— a Grupo Obria, que cuenta con diversas clínicas fundadas por organizaciones católicas en Estados Unidos y que se hacen pasar por lugares proaborto, pero en realidad su finalidad era convencer a mujeres para que no abortaran.

A través de anuncios, el grupo se vendía como una organización proelección e incluso promovía sus clínicas como lugares donde se practicaban abortos, reportó The Guardian.

En 2014, una organización a favor del derecho al aborto denunció que Grupo Obria engañaba a los usuarios con sus anuncios y que sus clínicas en realidad se dedicaban a persuadir a las mujeres y a ofrecerles información para que no abortaran.

Las clínicas, conocidas popularmente como Centros de Crisis para Embarazadas, en algunos casos se encontraban situadas a unos metros de Centros de Planificación Familiar.

Estos lugares proveen de atención a las mujeres embarazadas y les ofrecen test gratuitos, ultrasonidos y asesoramiento. Sin embargo, también buscan disuadir del aborto a las mujeres y no ofrecen referencias para tratamientos alternativos.

Programa de becas para ONG

The Guardian obtuvo una captura de pantalla en la que un empleado de Choose Life Marketing (una organización antiaborto) busca ayuda en una sala de chat para recibir recursos de Google.

Un trabajador de la tecnológica le dice que, en el pasado, fueron rechazados anuncios de otras dos organizaciones porque sus sitios web no eran seguros, pero no porque el contenido fuera inadecuado.

The Guardian contactó a Google, pero la compañía se negó a hacer comentarios sobre el tema y aseguró que todos sus anunciantes cumplen con las políticas. Una de estas cláusulas advierte sobre los anuncios que “pretenden engañar a los usuarios excluyendo información relevante o dando información engañosa sobre productos, servicios o empresas”.

La multinacional premió al Grupo Obria en el marco de un programa dirigido a Organizaciones No Gubernamentales (ONG) de todo el mundo y en el que las premiaba con hasta 10 mil dólares (191 mil 965 pesos).

The Guardian también reveló que “no está claro" exactamente qué anuncios se publicaron a través de las becas de Obria, porque la información no es pública”.