Un grupo de militares venezolanos se sublevó este martes contra el presidente Nicolás Maduro y en apoyo al opositor Juan Guaidó, quien llamó a toda la Fuerza Armada a sumarse al movimiento que el gobierno denunció como un “golpe de Estado”.

Por la madrugada, Guaidó publicó un video junto a un pequeño grupo de uniformados que, según dijo, fue grabado dentro de La Carlota, principal base aérea de Venezuela en el este de Caracas.

El jefe del Parlamento apareció además junto con Leopoldo López, su copartidario, quien dijo haber sido “liberado” de la prisión domiciliaria por los militares que apoyan a Guaidó.

“Hoy, valientes soldados, valientes patriotas, valientes hombres apegados a la Constitución han acudido a nuestro llamado, hemos acudido también al llamado, nos hemos encontrado definitivamente en las calles de Venezuela”, dijo el presidente autoproclamado interino y reconocido por más de 50 países.

"Han sido años de miedo, hoy se vence ese miedo, hoy como presidente encargado de Venezuela, legítimo comandante en jefe de la Fuerza Armada, convoco a todos los soldados (...) a acompañarnos en esta gesta en el marco del Constitución, en el marco de la lucha no violenta", agregó Guaidó.

"El llamado es aquí en este momento, en la base aérea La Carota a acompañar este proceso del cese definitivo de la usurpación", subrayó el jefe legislativo, quien también instó a sus seguidores a "cubrir las calles" de Venezuela.

‘Intento de golpe’

El gobierno venezolano denunció el hecho como un “intento de golpe de Estado” y manifestó que la situación está controlada.

“En estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado”, aseguró en Twitter el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien se refirió al caso como un “intento” detrás del cual está la “derecha golpista”.

"Llamamos al pueblo a mantenerse en alerta máxima para, junto a la gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, derrotar el intento de golpe y preservar la paz", añadió Rodríguez.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, dijo que el levantamiento es obra de una pequeñísima fracción de la Fuerza Armada y el Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia)", el cuerpo que vigilaba a López.

"Generan una alarma de un golpe militar en Venezuela, no lo lograron porque hay una cohesión con nuestros militares", afirmó Cabello, quien llamó a oficialismo a movilizarse hacia el palacio de Miraflores en apoyo a Maduro.

El ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, también reportó “normalidad” en los cuarteles.

La rebelión generó de inmediato reacciones internacionales.

El presidente boliviano, Evo Morales, aliado de Maduro, condenó el “intento de golpe de Estado”, mientras el gobierno español llamó a evitar un “derramamiento de sangre”.

Por su parte, el canciller colombiano, Caros Holmes Trujillo, anunció una reunión urgente del Grupo de Lima, bloque de países que apoya a Guaidó.

La Fuerza Armada “se mantiene firme en defensa de la Constitución Nacional y sus autoridades legítimas. Todas las unidades militares desplegadas en las ocho Regiones de Defensa Integral reportan normalidad en sus cuarteles y bases militares, bajo el mando de sus comandantes naturales”, sostuvo el oficial en Twitter.