Nancy Crampton Brophy, la novelista romántica residente en Portland escribió libros sobre relaciones que eran claramente “una equivocación” pero que “nunca se sintieron tan bien”, a menudo presentando hombres con el torso desnudo en la portada. En The Wrong Cop (El policía equivocado), escribió sobre una mujer que “pasó todos los días de su matrimonio fantaseando con matar” a su marido.

En The Wrong Husband (El esposo incorrecto), una mujer intentó huir de un marido abusivo fingiendo su muerte.

Y en Cómo asesinar a tu marido, un ensayo, Crampton Brophy escribió sobre cómo salirse con la suya.


Ella escribió la publicación en el blog See Jane Publish en noviembre de 2011, describiendo cinco motivos básicos para matar y varias armas de asesinato entre las cuales elegiría su personaje si matara a un marido en una novela romántica. Ella aconsejó no contratar a un asesino a sueldo para que haga el trabajo sucio —"un sorprendente número de sicarios confesaron a la policía"— y también dijo que no era buena idea contratar a un amante. “Nunca es una buena idea”. Usar veneno tampoco es ideal, pues es rastreable. “¿Quién quiere pasar el rato con un marido enfermo?” escribió Nancy.

“Después de todo”, escribió Crampton Brophy en la publicación, que se hizo privada luego de consultas de The Washington Post a los administradores del sitio, “si se supone que el asesinato me liberará, ciertamente no quiero pasar ningún tiempo en la cárcel”.

En la vida real, ella parecía seguir algunos de sus propios consejos, según declaró la policía. En lugar de contratar a un asesino a sueldo, ella —presuntamente— apretó el gatillo por su cuenta.

Crampton Brophy, de 68 años, fue arrestada el miércoles pasado por los cargos de asesinato a su esposo con un arma y por uso ilegal de un arma en la muerte de su esposo, Daniel Brophy, de acuerdo con la Oficina de Policía de Portland. Ella fue procesada el jueves, cuando apareció en ropa azul de prisión, y fue encarcelada sin derecho a fianza, según muestran los registros judiciales. Aún no ha presentado una declaración de culpabilidad, y su abogado no quiso hacer ningún comentario cuando The Post se puso en contacto con ella. La policía no ha revelado el supuesto motivo.

“Es un gran shock. Es un gran shock”, dijo la madre de Brophy, Karen Brophy, a The Post sobre el arresto de su nuera. “Pero no vamos a dar declaraciones”.


El asesinato desconcertó a la policía y las personas cercanas a Daniel Brophy desde el principio. Brophy, un chef de 63 años, recibió un disparo mortal en su trabajo en el Instituto Culinario de Oregón en la mañana del 2 de junio. Los estudiantes recién comenzaban a ingresar al edificio para la clase, cuando lo encontraron sangrando en la cocina, informó noticias KATU2. La policía no tenía ninguna descripción del sospechoso.

Dos días después, Crampton Brophy escribió una publicación emotiva en Facebook.

“Para mis amigos y familiares de Facebook, tengo noticias tristes que contar”, escribió Crampton Brophy. “Mi esposo y mejor amigo, el chef Dan Brophy, murió ayer por la mañana. Para aquellos que están cerca de mí y sienten que esto se merecía una llamada telefónica, tienen razón, pero estoy luchando por darle sentido a esto en este momento”.

For my facebook friends and family, I have sad news to relate. My husband and best friend, Chef Dan Brophy was killed...

Posted by Nancy Brophy on Sunday, June 3, 2018

Brophy era un querido chef del Oregon Culinary Institute. Sus colegas lo consideraban la "enciclopedia del conocimiento" del instituto que tenía un "enfoque creativo de la enseñanza" y un "sentido del humor poco convencional", ya que escribieron sobre él en unas memorias. Le gustaba dirigir grupos de estudiantes en "prácticas de campo experimentales" a los bosques, buscando constantemente nuevos ingredientes.

Cientos de personas vinieron a celebrar y llorarlo en una misa a la luz de las velas celebrada fuera del Oregon Culinary Institute el 4 de junio. Crampton Brophy también estuvo ahí.

Pero a medida que pasaban las semanas, los vecinos le decían al Oregonian que algo no andaba bien con respecto a Crampton Brophy. Don McConnell, su vecino de seis años, le dijo al Oregonian que a principios de este verano tuvo una conversación con Crampton Brophy sobre la muerte de su esposo, preguntándose cuál podría haber sido el motivo de la tragedia.

"Dije, ¿[la policía] se está manteniendo en contacto contigo?", McConnell recordó haberle preguntado.

"Ella dijo: 'No, soy sospechosa'", le dijo McConnell al Oregonian. "Pensé que debía haber sido una mujer dura para manejar eso de la forma en que lo hizo".

El jueves, los fiscales y el abogado defensor de Crampton Brophy dijeron que la acusada compareció ante un juez para escuchar los cargos en su contra. Un juez tomó el paso inusual de sellar una declaración jurada de causa probable en el caso de Crampton Brophy a petición de los fiscales, dijo a The Post un portavoz de la Fiscalía del Condado de Multnomah. La policía se negó a responder preguntas de The Post sobre la evidencia que justifica el arresto de Crampton Brophy o lo que llevó a la policía a sospechar de ella, citando una investigación en curso.

En el ensayo How to Murder Your Husband de Crampton Brophy, ella había expresado que, aunque con frecuencia pensaba en el asesinato, no se veía realizando uno con algo tan brutal. Ella escribió que no querría “preocuparse por sangre y cerebros salpicados en la pared” o “recordar mentiras”.


“Me resulta más fácil desear muertas a las personas que matarlas en realidad”, escribió. “... Pero lo que sé sobre el asesinato es que cada uno de nosotros lo tiene cuando lo empujan lo suficiente”.

La pareja estuvo casada durante 27 años, según documentos judiciales. Tenían un "jardín fabuloso en su patio trasero, donde también paseaban gallinas y pavos”, escribió Crampton Brophy en su sitio web, donde promovía sus libros de recuerdos de romance. La pareja “tuvo altibajos”, escribió en su página de autor, pero hubo “más momentos buenos que malos”. Ella dijo que sabía que se había enamorado de él una noche cuando estaba tomando un baño y le pidió que se uniera.

"Su respuesta me convenció de que era el hombre correcto", escribió en su biografía del autor. "¿Te imaginas pasar el resto de tu vida sin un hombre así?"

Crampton Brophy parecía ser un escritora prolífica, ya que había publicado al menos siete novelas que se centraban principalmente en relaciones secretas y candentes entre, como ella dijo, "hombres robustos y mujeres fuertes". Los protagonistas masculinos eran casi siempre Navy SEALs.

Cuando se trataba del matrimonio de Crampton Brophy, ella escribía con frecuencia acerca de ello en Internet, a veces con un oscuro sentido del humor que sus lectores parecían disfrutar.

Posted by Nancy Brophy on Monday, April 18, 2011

En un post de 2011 en See Jane Publish, donde atrajo las risas de los lectores, ella escribió, “Mi esposo y yo estamos en nuestro segundo matrimonio (¡y el último, créanme!) Juramos, antes de decir 'Sí, acepto, que no terminaríamos en divorcio. No debemos, debo señalar, descartar un tiroteo trágico o un accidente sospechoso”.

Al final del post, dijo que le encantaba "la forma en que puede hacerme reír cuando estoy realmente enojada" y "cómo, cuando menos lo espero, puede decir lo indicado".

“Pero en una última frase de advertencia”, escribió, “si alguna vez me arrojo de un edificio alto, investigue. Investigue, investigue”.

*Texto de Meagan Flynn, publicado originalmente en The Washington Post