La guerra comercial entre Estados Unidos y China no para.

Este viernes, las diferencias entre los gobiernos de ambos países llegaron a un nuevo nivel de tensión después de que la administración de Donald Trump anunció la imposición de nuevos aranceles de 25% a productos de importación china —por 50 mil millones de dólares— que contengan “tecnologías muy importantes en el plano industrial”.

China reaccionó de inmediato y, como ya lo había anticipado, dio a conocer que impondrá aranceles en represalia a los productos estadounidenses “equivalentes”.

“Vamos a tomar inmediatamente medidas en materia de derechos de aduana, de una magnitud equivalente”, indicó el ministerio chino de Comercio.

Pero no solo eso, el gobierno de China llamó a los demás países afectados por las medidas arancelarias impuestas por el gobierno de Trump a una “acción colectiva”.

Indicó que estos aranceles están perjudicando las relaciones y “socavando el orden comercial mundial”.

Sin embargo, la confrontación entre ambos gobiernos parece una espiral interminable y el presidente Trump advirtió en su anuncio que Estados Unidos “buscaría aranceles adicionales” si China adoptaba medidas de represalia. El mandatario acusó prácticas comerciales “injustas” por parte del gigante asiático.

Altibajos en la relación

Luego de la cumbre entre el presidente Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un en Singapur, el martes, el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, se reunió el jueves en Pekín con el presidente Xi Jinping y otros líderes chinos.

Pompeo agradeció a Xi la ayuda de China con Corea del Norte e incluso le deseó un feliz cumpleaños al mandatario chino.

Pero en una conferencia de prensa con el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, la tensión sobre el comercio fue clara. Mike Pompeo dijo que el déficit comercial de Estados Unidos con China aún es demasiado alto y Wang pidió a Washington tomar una “decisión sabia” sobre los aranceles.

Lo que siguió fue el anuncio de Trump de este viernes, día de cumpleaños del presidente chino.

Con información de AFP