Un jurado estadounidense condenó este lunes a Monsanto, propiedad de la compañía alemana Bayer, a pagar 2 mil millones de dólares a una pareja de estadounidenses enfermos de cáncer, padecimiento que atribuyen al herbicida Roundup, según los abogados de los denunciantes.

El matrimonio Pilliod recibirá esa suma como indemnización por parte del fabricante de Roundup, un producto elaborado con glifosato, un herbicida que ha sido cuestionado por sus posibles efectos en la salud.

A esos 2 mil millones de dólares —mil millones por persona— se suman otros 55 millones también concedidos a Alberta y Alva Pilliod a modo de compensación por pérdidas económicas, perjuicio moral, entre otras.

El juicio comenzó a finales de marzo, justo después de que Monsanto fuera condenado, por los mismos motivos, a pagar 80 millones de dólares a un paciente de 70 años con un linfoma, provocado por el mismo pesticida.

Una vez más, el jurado consideró que Monsanto debería haber avisado de los posibles peligros de su producto estrella. El fabricante sigue defendiendo que el Roundup no es nocivo.

En agosto de 2018, Monsanto fue condenada a pagar 289 millones de dólares a un jardinero afectado por el mismo tipo de cáncer, una cantidad que un juez redujo luego a 78 millones.

En un comunicado, Bayer se mostró "decepcionada" por esa sentencia y anunció su intención de recurrirla, como en los dos juicios anteriores.

Miles de juicios contra el Roundup se celebran actualmente en Estados Unidos.