Mumbai se ha convertido en la mayor ciudad india en prohibir los plásticos de un solo uso.

A partir del lunes 25 de junio, los residentes que sean descubiertos usando bolsas, vasos o botellas de plástico se enfrentarán a castigos que van desde multas de 25 mil rupias (unos 7,200 pesos) hasta tres meses en la cárcel.

Por toda la ciudad, la antigua Bombay, hay distribuidos inspectores del Ayuntamiento con chaquetas de color azul marino para atrapar a los negocios o residentes que sigan usando bolsas de plástico. El período de sanciones contra empresas ya ha comenzado y hay varias, entre ellas un McDonald‘s y un Starbucks, que ya han sido multadas.

Los castigos oscilan entre 5 mil rupias (unos 1,460 pesos) para los que infringen la prohibición por primera vez y 25 mil rupias (unos 7,200 pesos), con la posibilidad de hasta tres meses de cárcel, para los que son sorprendidos en repetidas ocasiones utilizando plásticos de un solo uso.

“Está bien hacer esto por el problema con la contaminación, pero para la gente es un gran problema”, dice Kamlash Mohan Chaudhary, un residente de Mumbai. “Aquí la gente lo lleva todo en bolsas de plástico”.

Un taxista local llamado Chaudhary cuenta que ha comenzado a llevar una bolsa de tela y que su carnicero le está envolviendo la carne de cordero en periódico en lugar de láminas de plástico.

Los medios locales hablan de vendedores quejándose de inspectores que aprovechan la confusión sobre la nueva prohibición para sacar dinero a las empresas.

El Día Mundial del Medio Ambiente, que este año se centró en la epidemia de los residuos plásticos, se celebró hace poco en India. Desde 1950, se han desechado unas 6,300 millones de toneladas de plástico en el planeta. En su mayoría, no se descompondrán durante al menos 450 años.

La mitad del plástico del mundo fue generada en los últimos 13 años. A su vez, la mitad de esos plásticos ha servido para fabricar productos que se usan una sola vez antes de tirarlos, como bolsas, tazas o pajitas.

El uso del plástico en India está por debajo de la mitad del promedio mundial: alrededor de 11 kg por persona al año, frente a los 109 kilos per cápita de Estados Unidos.

Según un estudio de 2015, India tiene una de las peores tasas mundiales en mala gestión de residuos plásticos. Los envoltorios, vasos y bolsas de plástico son un panorama habitual en las calles y playas de India, y terminan sumándose a las montañas de vertederos de las afueras de las grandes ciudades, como Delhi.

El descontento por la prohibición de Mumbai aumentó el lunes con las lluvias torrenciales. Chaudhary contó que ese día las bolsas de yute o tela que mucha gente está usando como alternativa al plástico se empaparon.

Según Chaudhary, por WhatsApp circulan historias de personas multadas, lo que ha hecho que muchos cumplan la norma. “Todos tenemos mucho miedo”, dijo.

Traducido por Francisco de Zárate