El periodista polaco Tomasz Surdel fue víctima de una brutal golpiza por parte de policías venezolanos en Caracas, la capital de Venezuela, denunciaron este viernes una asociación de prensa y el diario para el que trabaja el reportero, Gazeta Wyborcza, de Polonia.

Surdel fue "golpeado por efectivos de las FAES" (Fuerzas de Acciones Especiales de la Policía Nacional) la noche del jueves, cuando se desplazaba por Bello Monte, una zona de clase media, informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP).

El gremio difundió una foto del corresponsal del diario Gazeta Wyborcza de Polonia con el rostro ensangrentado y los ojos, pómulos y labios hinchados.

“No voy a dejar de escribir sobre Venezuela”, señaló Surdel en Twitter, aunque el diario Gazeta Wyborcza publicó que él no ha decidido si permanecerá en el país.

La agresión contra Tomasz Surdel

Citado por el sindicato, Surdel relató que policías encapuchados y armados lo detuvieron, le cubrieron la cabeza con un saco y lo golpearon con objetos contundentes en la cara y las costillas.

Luego, ya sin la capucha, "vi el cañón de una pistola frente a mis ojos. Uno ordenó disparar el arma en mi cara. Otro, riendo, apretó el gatillo. El arma no estaba cargada", relató, siempre según el SNTP.

“Esto tuvo lugar en el desempeño de sus funciones”, apuntó en un editorial Gazeta Wyborcza, que demandó “una fuerte reacción” del gobierno polaco frente a las autoridades venezolanas.

Desde hace dos meses, Surdel cubre en el terreno la crisis venezolana para ese medio.

“Todo ocurrió en la calle y ahí lo dejaron tras golpearlo”, declaró el secretario general del SNTP, Marco Ruiz.

Los arrestos y detenciones de periodistas aumentaron en medio del pulso por el poder entre el presidente socialista Nicolás Maduro y el líder opositor Juan Guaidó, jefe del Parlamento reconocido como mandatario interino por más de 50 países.

La ONG Espacio Público, que defiende la libertad de expresión, ha registrado medio centenar de aprehensiones de trabajadores de prensa este año.

El periodista venezolano Luis Carlos Díaz fue detenido el lunes y liberado un día después para enfrentar un juicio por “instigación a delinquir”. El oficialismo venezolano lo vincula con el apagón que paralizó el país durante una semana, que Maduro atribuye a “ciberataques” de Estados Unidos.

Hace dos semanas, las dos mayores cadenas hispanas en Estados Unidos, Univisión y Telemundo, denunciaron la “detención” y “secuestro” del periodista mexicano-estadounidense Jorge Ramos cuando entrevistaba a Maduro en el palacio de Miraflores.