Un terremoto de magnitud 7.5 sacudió Ecuador este viernes sin que hasta el momento se hayan reportado víctimas ni daños materiales, informaron autoridades del país.

El sismo se produjo a las 05:17 de la mañana (hora local), a una profundidad de 107.27 kilómetros, en la zona amazónica de Morona Santiago (al sureste y fronteriza con Perú), de acuerdo con el Instituto Geofísico del Ecuador.

“No hemos tenido desgracias personales hasta ahora reportadas más que unos vidrios rotos”, declaró al canal ECTV Tarcisio Ojeda, alcalde de Macas, la capital de Morona Santiago.

El presidente del país, Lenín Moreno, indicó en su cuenta de Twitter que “los reportes preliminares de los primeros sismos cerca de Macas no indican daños mayores”.

Otros dos sismos

Al primer terremoto le siguieron otros dos, uno en la misma zona y otro en la costera provincia de Guayas (al suroeste). El segundo temblor en Morona Santiago, de 6.06 grados de magnitud, ocurrió a las 5:20 de la mañana.

Veinte minutos después del segundo sismo se produjo otro de magnitud 5.9 en Guayas, en la costa del país. Según Moreno, este terremoto, ocurrido a 34 kilómetros de profundidad, tampoco ha dejado víctimas ni daños de consideración.

El sismo en la costa "no es réplica del primero" ocurrido en Morona Santiago, aclaró Alexandra Ocles, secretaria de Gestión de Riesgos, en una entrevista con ECTV.

El Instituto Oceanográfico de la Armada (Inocar) informó a través de su cuenta de Twitter que ninguno de los sismos reúne las condiciones necesarias para generar un tsunami.

Los movimientos ocurridos en la amazonía se sintieron también en las provincias andinas de Tungurahua, Cotopaxi y Pichincha, según el Instituto Geofísico.

En abril de 2016 un terremoto de 7.8 grados de magnitud asoló las provincias costeras de Manabí y Esmeraldas (al oeste), dejando 673 muertos. Las pérdidas por el potente sismo ascendieron a más de 3 mil millones de dólares.