Como si se hubiera ‘cambiado el chip’ de un día a otro, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que aceptaba la conclusión de la “comunidad de inteligencia” de Estados Unidos acerca de que Rusia intervino en las elecciones de 2016 en las que obtuvo la Presidencia, a pesar de que el lunes negó tal injerencia frente al mandatario ruso, Vladimir Putin.

"Acepto la conclusión de nuestra comunidad de inteligencia de que la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 ocurrió”, dijo Trump en la Casa Blanca.

El mandatario estadounidense dijo que se había “expresado mal” durante la conferencia de prensa del lunes, en Helsinki, Finlandia, junto al líder ruso Vladimir Putin.

Durante ese encuentro con medios, Putin negó que su gobierno haya interferido en las elecciones de Estados Unidos de 2016, tras una reunión entre ambos mandatarios, y Trump lo secundó deslindando al gobierno ruso de tal intervención.

Incluso, el presidente estadounidense lamentó que la investigación del abogado especial sobre el caso Rusia haya afectado las relaciones entre ambos países.

Con información de AFP