Acompañadas por el colectivo Las Libres, 17 alumnas de la Universidad de Guanajuato denunciaron públicamente a cinco profesores por cometer acoso sexual y exigieron que sean despedidos.

En una conferencia de prensa, denunciaron a los profesores Alejandro Klein Caballero, director de Gestión Pública y Desarrollo en el campus León; y a Gustavo Garabito Ballesteros, Daniel Tagle Zamora, Armando Chaguaceda y Jacobo Herrera Rodríguez profesores investigadores, todos del Sistema Nacional de Investigación.

Las alumnas fueron acompañadas por Verónica Cruz, directora de la Libres A.C., quien explicó que los casos han sido denunciados en las instancias universitarias y no ha habido respuesta por parte de la universidad.

Por ello, hicieron tres exigencias concretas: que se sancione a las profesores, reunirse con el Rector Luis Felipe Guerrero Agripino para que escuche los testimonios y se pronuncie sobre estos; y que la universidad instrumente un protocolo de acompañamiento a denuncias de acoso.

“Queremos una Universidad de Guanajuato segura para las mujeres, libre de acoso y castigo a los culpables y a sus cómplices”, dijo Verónica Cruz.

También existe acoso contra las profesoras

Además de las alumnas, la profesora Paola Arenas denunció que también existe acoso laboral y sexual contra las maestras. Dijo que la Universidad de Guanajuato tiene un protocolo de género que no se cumple. El lema de ese protocolo es “Tolerancia cero a la violencia contra las mujeres”.

También señaló que el protocolo de la universidad contempla sanciones que apenas van de una amonestación verbal a “mandar a su casa al agresor ocho días sin que pase nada”.

Finalmente, denunció que pese a que el programa establece que debe haber una investigación de los hechos, el área encargada de atender las denuncias, le dijo que no había ninguna instancia en la universidad para realizar la investigación.

La Universidad de Guanajuato informó a través de un comunicado que desde 2016 cuentan con instrumentos de atención con perspectiva de género y con un protocolo para atender este tipo de denuncias.

Precisó que desde el año 2016 se han atendido en la ventanilla UGénero a 170 personas, de las cuales, al 80 % se les da un apoyo que consiste en la atención básica denominada en el protocolo.

“Algunos casos son canalizados a la Comisión de Honor y Justicia que, de acuerdo con la normatividad vigente, es la encargada de analizar y dar seguimiento a la situación, hace la investigación pertinente y actúa conforme a las sanciones que la normatividad establece”, informó la Universidad.

Sin embargo, no informó si recibió la denuncia de las alumnas ni tampoco si estos casos fueron abordados por la Comisión de Honor o qué medidas ha tomado sobre los casos mencionados.