El futbol es sin duda el deporte favorito de los mexicanos, sin embargo es mucho más que una forma de entretenimiento los domingos por la parte. En el Club de Futbol Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas vieron ese potencial y desarrollaron Academia Correcaminos, un programa de atención integral a la infancia y la juventud vulnerables del estado con el apoyo de aliados estratégicos, como la Secretaría de Educación y la de Seguridad Pública del estado, así como el DIF estatal, la Universidad Regiomontana, la Universidad La Salle campus Victoria y los gobiernos locales de cada municipio.

El programa Academia Correcaminos existe en 18 municipios vulnerables dentro del estado, entre ellos Nuevo Laredo, Río Bravo, Reynosa, Matamoros, Ciudad Victoria, Valle Hermoso y Ciudad Mante. Fuera del estado también se encuentra en Nuevo León (Cadereyta y Guadalupe) y San Luis Potosí (Ciudad Valles y Río Verde), con los mismos cuatro pilares para el desarrollo integral de los niños y jóvenes de la región: físico, nutricional, psicológico y académico.

(Fotos: Richard Vogel/Correcaminos Fútbol Club / Víctor Zúñiga)
(Fotos: Richard Vogel/Correcaminos Fútbol Club / Víctor Zúñiga)

“Tamaulipas es el segundo estado más obeso del país y es de los últimos en aprovechamiento escolar”, explica en entrevista Rafael Flores, presidente de Correcaminos, sobre la inspiración detrás de la Academia. “Al ver esta problemática y saber que tenemos el privilegio de vivir el futbol desde su parte social, rediseñamos unas academias de futbol para hacerlas totalmente incluyentes, mixtas”.

Para los desarrolladores de las Academias era importante construir un espacio y un programa que tuviera una influencia significativa en el tejido social de Tamaulipas. “Si voy a tener acceso a dos mil niños y niñas, ¿cómo voy a influir a través del futbol en cambiar sus vidas y darles una oportunidad?”, agrega Flores.

La situación de violencia e inseguridad del país se ha reflejado de manera particular en el norte del país y en la juventud de esa región. “Hay una generación perdida de jóvenes tamaulipecos por tantos problemas aquí y es porque no hay una alternativa”, cuenta Flores, convencido de que para mejorar, la juventud necesita saber que tiene una oportunidad de cambiar para lograrlo. “Ya es cosa del joven que decida qué camino quiere tomar, pero por lo menos tomamos la responsabilidad de poner sobre la mesa una alternativa para estos chicos”.

(Fotos: Víctor Zúñiga)
(Fotos: Víctor Zúñiga)

La filosofía eje de las Academias es la misma que la de Correcaminos: “Como eres dentro de la cancha eres fuera de la cancha, si robas o engañas adentro también lo harás afuera”, dice Flores, por eso era importante elegir bien a quien pudiera ser la imagen y portavoz del programa. “¿Cómo hacemos para tener un precedente de alguien que a través de la práctica del futbol haya triunfado como ser humano?”

“Hay algo importante que como mexicanos nos preocupa, que es tener certeza y credibilidad en las cosas”, dice Rafael Flores sobre la elección de Jorge Campos como Embajador de Paz. “Campos ha tenido una trayectoria de una sola línea: siempre alegre, empático, siempre haciendo lo que le gusta y disfrutándolo. Cumple con el perfil que queremos mostrarle a los niños: no dejes de soñar, no dejes de creer, el futbol te puede dar oportunidades”.