Del 25 al 27 de junio, la Cátedra Nelson Mandela de Derechos Humanos de la UNAM realiza el coloquio Articulaciones: Derechos Humanos en la Cultura y las Artes en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC). Las ocho mesas de diálogo que lo integran, así como algunas actividades artísticas, buscan vincular las manifestaciones artísticas y culturales de difusión masiva (el teatro, el cine, la danza, la música) a la agenda de violencia en México.

De acuerdo con Jacobo Dayán, coordinador de la Cátedra, este coloquio nace para buscar generar canales de comunicación, vínculos y narrativas que permitan a la sociedad acercarse con más conocimientos a los niveles de violencia que se viven en México. “Todos conocemos esta violencia, pero han generado en buena medida un poco una anestesia en la que la sociedad prefiere no hablar de ello y piensa que la violencia solo le ocurre a gente que está ‘involucrada’ en algo”.

Jacobo Dayán, coordinador de la Cátedra Nelson Mandela (Foto: Cortesía)
Jacobo Dayán, coordinador de la Cátedra Nelson Mandela (Foto: Cortesía)

Narcocorridos y narcoseries

Si un adolescente pregunta qué películas o series puede ver para entender el contexto actual de la violencia y la inseguridad en México, ¿qué responderían? Jacobo Dayán hace esta pregunta para reflexionar sobre las producciones culturales y de entretenimiento que se acercan a estos temas desde ángulos superficiales y hasta apologéticos.

“¿Qué películas de ficción comercial pude ver alguien para entender? ¿Cuál es el soundtrack que habla de nuestra realidad? ¿Es el narcocorrido? Si sí, estamos perdidos”, dice el especialista en Derecho Penal Internacional, Justicia Transicional y Derechos Humanos. “Lo que tenemos es apología, como la serie Narcos. No hay una serie de Netflix que nos hable del drama de una familia que uno de sus miembros está desaparecido. Eso no hay, tenemos la serie del narco”.

En la última década el cine mexicano ha estrenado documentales indispensables para comprender la crisis de seguridad y derechos humanos de nuestro país, como La libertad del diablo de Everardo González, Tempestad de Tatiana Huezo y Hasta los dientes de Alberto Arnaut Estrada. Existen también iniciativas como El día después, dirigida por Ixchel Cisneros, que precisamente utiliza la plataforma popular de un actor y cineasta tan famoso como Diego Luna para jalar la mirada de la sociedad a temas difíciles: la desaparición forzada, la inseguridad, los feminicidios, etcétera.

Pero para Jacobo Dayán estos esfuerzos no son suficientes, no porque no sean valiosos sino porque habitualmente se quedan dentro del círculo de quienes ya están enterados de estos temas. “Esta narrativa es atendida sobre todo por las víctimas, por las personas que nos dedicamos a trabajar temas de violencia en México, pero la sociedad tiene una distancia muy lejana con la violencia”, afirma y señala el ejemplo de Argentina, donde incluso se han transmitido telenovelas sobre los desaparecidos de la dictadura. “Necesitamos este vínculo que nos permita entender la violencia desde los espacios a los que vamos porque si no lo que pasa es que se entera el que ya está enterado”.

‘La numeralia del horror’

Desde la perspectiva de Dayán, la desconexión entre la sociedad y las crisis de inseguridad y violencia de este país podría deberse en parte a la forma en que los medios de comunicación difunden las historias. De acuerdo con él, lo que vemos a diario en noticieros, periódicos y portales de noticias es “la numeralia del horror”. Desde el llamado “periodismo de la miseria” hasta la brusquedad con la que se comparten sin mayor contexto los datos sobre homicidios, violaciones a derechos humanos y demás, empujan a las personas a buscar distraerse con otro tipo de contenidos.

“Lo que suelen hacer los medios de comunicación por falta de tiempo en muchos casos es abordar el tema de la violencia desde una óptica o una lógica como si fuera nota policiaca: apareció una fosa, hay un problema de secuestro”, explica el coordinador de la Cátedra Nelson Mandela. “Eso no nos permite entender y lo que nos genera es más miedo, porque lo que tenemos es la numeralia del horror pero no tenemos una narrativa que nos explique qué está pasando”.

Por ello, el coloquio Articulaciones: Derechos Humanos en la Cultura y las Artes plantea todo tipo de preguntas para buscar soluciones y puentes entre instituciones, creadores y consumidores de contenido. Las mesas del coloquio pueden ser vistas en vivo o diferidas a través de las redes sociales de Cultura UNAM.

Es momento de hablar sobre colectivos de víctimas y la necesidad de comunicar con arte y cultura. Continúa el Coloquio #Articulaciones, de la #CátedraMandela, desde el MUAC Museo Universitario Arte Contemporáneo. Participan en esta mesa: 🔹Regina Méndez Tirado – Bordando por los desaparecidos 🔹Santiago Ambrocio Hernández – Nochixtlán MPS 🔹Marina Ruiz – Colectiva Hermanas en la Sombra 🔹Elena de Hoyos – Colectiva Hermanas en la Sombra 🔹Araceli Osorio – Madre de víctimas de feminicidio.

Posted by Cultura UNAM on Wednesday, June 26, 2019

La Cátedra Nelson Mandela de Derechos Humanos de la UNAM estará hasta el jueves 27 de junio en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), ubicado en Insurgentes Sur, 3000, Ciudad Universitaria. La entrada es gratuita. Para saber más de las actividades, entra aquí.