En 18 entidades, de las 32 que componen el país, opera al menos una Alerta de Violencia de Género (AVG), lo cual representa el 56% de todo México, resaltó el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Los estados en los que se ha declarado AVG son: Campeche, Colima, Chiapas, Durango, Estado de México, Guerrero, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Oaxaca, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Zacatecas, Jalisco y Veracruz, el único estado al que se le han declarado dos AVG, una por feminicidio (2016) y otra por agravio comparado (2017).

El organismo conformado por 43 organizaciones de la sociedad civil señaló, en un comunicado, que entre los estados más preocupantes están Veracruz, Guerrero, Jalisco, Morelos y el Estado de México.

OJO AQUÍ: ¿Qué es el feminicidio y cómo se castiga?

El OCNF criticó que, a nueve años de la creación de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim), la protección de los derechos de las mujeres no ha sido una prioridad para el Estado y que por el “la agenda de las mujeres ha quedado en el desamparo, poniendo en riesgo la vida e integridad de niñas y mujeres, a lo largo y ancho del país”.

El Observatorio resaltó que en otras tres entidades evalúan si la Secretaría de Gobernación (Segob) avala la declaratoria: Puebla, Ciudad de México y Edomex, que ya tiene decretada una AVGM por violencia feminicida, pero se busca otra por desapariciones de mujeres.

Además, existen otros nueve estados solicitaron la declaratoria pero les fue negada, entre ellos está Tlaxcala, donde reportan un alto índice de delitos contra mujeres, ya que los feminicidios, desaparición de mujeres y niñas y la trata de personas va en aumento.

Pese a las 18 declaratorias, “vemos con preocupación que no se han atendido las causas estructurales de la violencia contra las mujeres a nivel nacional” ni se le ha dado seguimiento a las recomendaciones, criticó el OCNF y puso como ejemplo que en el Estado de México “sigue pendiente realizarse un dictamen que permita evaluar el impacto de las medidas emprendidas en materia de seguridad, justicia y prevención”.

¿Qué se exige al gobierno?

El Observatorio exigió al gobierno federal:

  • Fortalecer la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres con los recursos humanos y materiales idóneos para cumplir de manera efectiva la encomienda de su creación.
  • Desarrollar mecanismos institucionales rectores a nivel federal que, de forma permanente y sistemática, realicen un verdadero ejercicio de planeación estratégica, monitoreo y evaluación de todas las AVG.
  • Las instancias federales —particularmente el Conavim— se involucren y corresponsabilicen en cinco ejes estratégicos: planear, supervisar (monitorear y evaluar), apoyar, proponer y coordinar las AVGM.
  • Que el Conavim sea ocupado por una mujer experta y comprometida en la materia, que sepa construir consensos que favorezcan la adecuada implementación del mecanismo de AVG, que esté a la altura para enfrentar la problemática de violencia feminicida que existe en el país y que pueda ser garantía de un avance sustancial en los rezagos que gobiernos anteriores han mantenido con las mujeres en México.