Cada 28 de septiembre desde 1990, el movimiento feminista conmemora el Día de Acción Global por el Acceso al Aborto Legal y Seguro. Por eso un grupo de legisladoras de Morena eligió este jueves 27 para anunciar, en conferencia de prensa, que impulsará la despenalización del aborto a nivel nacional.

"Una de las materias en las que debemos trabajar y legislar es garantizar el derecho a decidir de todas las mujeres en este país”, dijo la diputada Beatriz Rojas. También consideró que la situación actual no es equitativa, ya que solo en Ciudad de México es posible ejercer este derecho que al resto de las mexicanas se les niega.

En 18 de 32 entidades de la República Mexicana, hay legislaciones conservadoras que protegen la vida desde el momento de la concepción. Y aunque no es posible dar una cifra exacta, se estima que en el país se realizan entre 750 mil y un millón de abortos clandestinos cada año.

Algunas de las diputadas de Morena refrendaron su compromiso a través de sus cuentas de Twitter.

Beatriz Rojas detalló que se realizarán varios foros y mesas de trabajo en distintas zonas del país para poder presentar una propuesta robusta.

“En el abordaje del tema necesitamos poner esta serie de problemáticas de fondo, desde el embarazo adolescente, el desconocimiento de la educación sexual, el abuso sexual de las niñas y adolescentes, necesitamos poner esos temas sobre la mesa y exhortar a las entidades que avancemos en ese sentido. Es un derecho y el Estado debe garantizarlo”, dijo Rojas.

Desde el pasado 18 de septiembre, las legisladoras morenistas presentaron una propuesta de agenda legislativa de género en San Lázaro, que además contempla medidas para combatir los feminicidios y para acabar con la discriminación contra las mujeres.

Las diputadas Paola González Castañeda, Mildred Ávila Vera, Sandra Simey Olvera Bautista, Julieta Vences Valencia, Zaira Ochoa Valdivia, Vanessa Del Castillo Ibarra, Jannet Téllez Infante, Elizabeth Díaz García, Laura Martínez González y Miroslava Sánchez Galván leyeron ese día los puntos de su agenda.

Además de la despenalización del aborto, el grupo propone garantizar que los estados den un seguimiento efectivo a las alertas por violencia de género; que todas las muertes violentas de mujeres sean investigadas, juzgadas y sancionadas como feminicidio; establecer sanciones con la pena máxima a las personas involucradas en la trata de personas; impulsar reformas legislativas en materia de igualdad en el trabajo y garantizar a las empleadas domésticas sus derechos laborales, entre otros.