Rociaron gasolina en la entrada y le prendieron fuego. El bar y marisquería LGBT+ La Cañita fue blanco de un ataque el fin de semana, pero las propietarias y el personal han decidido no dejarse amedrentar y van a reabrir sus puertas este martes.

“Están incendiando La Cañita”, fue el llamado de uno de los vecinos a Ali y Diana, dueñas del lugar. Cuando llegaron al negocio en la Colonia Doctores, descubrieron que habían rociado gasolina y lo incendiaron, dejando el anuncio y el toldo de palmas destruidos y la cortina de metal dañada.

La fachada de la marisquería y bar LGBT La Cañita, en la Colonia Doctores fue incendiada el fin de semana
La fachada de la marisquería y bar LGBT La Cañita, en la Colonia Doctores fue incendiada el fin de semana


Diana Torres, escritora, y Ali Gua Gua, integrante de Las Ultrasónicas y DJ, abrieron este espacio de comida y cultura para la diversidad sexual hace año y medio. Eligieron la Colonia Doctores y poco a poco fueron construyendo comunidad con los vecinos.

Es tradición de La Cañita ofrecer cortesías a los habitantes de la calle Doctor Andrade, pero el viernes llegó un par de vecinos que comenzó a beber a la entrada del establecimiento y uno de ellos lanzó insultos y amenazas a los clientes.

“Uno de ellos comenzó a decirme que podía echarse a todos esos p***s que estaban en la puerta del lugar, pero no lo hacía solo porque él quería”, platicó Diana a mexico.com.

Mientras estaban afuera, se mantuvo atenta de que no entraran al establecimiento y por momentos iba a monitorearlos, cuando uno de ellos, el que describe como el más violento, le dijo que quería acostarse con ella. “Si no quieres, voy a venir a balacear y a destruirte el bar por completo”, le dijo a Diana.

“Ni voy a coger contigo ni te voy a dar más trago ni te voy a dar nada”, le dejó en claro la dueña.

En un descuido, los hombres entraron al bar y pidieron más cervezas en la barra, pero cuando la bar tender se las negó, las tomaron por la fuerza. Una clienta intentó frenarlos y comenzaron a golpearla, relata Diana.

Entonces comenzaron a romper botellas y las aventaron contra la bar tender, quien resultó con varias heridas en la mano, el brazo y la frente. Rompieron vasos y lanzaron sillas y cuanto objeto encontraron a su paso a los clientes y empleados.

El origen de La Cañita

La Cañita está ubicada en una calle —Doctor Andrade 24— y una colonia conflictivas, reconoce Diana, quien es originaria de Madrid. Advierte que tiene algunos problemas de violencia y delincuencia, pero es algo con lo que ella y su esposa, nacida en Veracruz, han aprendido a lidiar y buscan ser respetuosas con sus vecinos.

El principal agresor no tiene buenos antecedentes en la comunidad de esas calles. Hace unas semanas quedó en libertad después de haber estado en pirisión y los vecinos están temerosos porque suele ser violento.

“Los niños no pueden salir a jugar porque este tipo en cuanto se emborracha se pone a disparar”, relata.

Piden seguridad permanente

Las dueñas de La Cañita denunciaron los hechos ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública activaron el Código Águila, el cual aplican cuando ha habido una serie de denuncias o de robos.

La Procuraduría informó este lunes que inició una carpeta de investigación por daño a la propiedad doloso y que la Policía de Investigación continúa las investigaciones para localizar y aprehender a los responsables.

La patrulla suele dar sus rondines varias veces al día, pero Diana y Ali piden protección permanente mientras el atacante no haya sido arrestado.

“Estamos en riesgo. Nunca había sentido tanto en riesgo”, comenta Diana.

A pesar de la amenaza, piensan abrir de nuevo este martes.

“Es una manera de mostrar resistencia", comenta.

A la vez, hacen un llamado a grupos de apoyo y personas afines, desde clientas y clientes, a acompañarlas

“Las redes de apoyo existen porque los ataques existen”, advierte. “Las redes de apoyo son una respuesta o explican un problema porque necesitamos tenerlas”.