El Congreso de Veracruz tendrá que reformar su Código Penal para despenalizar el aborto de forma voluntaria antes de la semana 12 de gestación y se elimine el tiempo límite en casos de violación o si la salud de la mujer está en riesgo, gracias a un amparo promovido por grupos feministas.

Esta reforma debe hacerse antes del 31 de julio, de acuerdo con lo que ordena el amparo 1191/2017, concedido por un juez en materia federal, al Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Justicia Derechos Humanos y Género A.C., el Colectivo feminista de Xalapa A.C. y el colectivo Akelarre.

Dos años de lucha contra la penalización del aborto

Dicho amparo surgió porque en 2016, Javier Duarte propuso reformas para endurecer las penas contra el aborto. Envió una iniciativa al congreso local y esta fue promulgada en agosto de ese año, a pesar de que diversas organizaciones civiles mexicanas e incluso la ONU se manifestaron en contra.

La reforma provocó que el Grupo de Expertos y Expertas en Derechos Humanos emitiera una recomendación para reformar los artículos 149, 150 y 154 del Código Penal, para despenalizar el aborto en caso de violación, si la vida de las mujeres corre riesgo y antes de la doceava semana de embarazo.

Como el Congreso rechazó reformar la ley, en enero de 2017, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVM) emitió una segunda alerta de género para Veracruz, señalando que desobedecer al grupo de derechos humanos era un “agravio comparado”.

El Congreso se volvió a negar a realizar la reforma para despenalizar el aborto, por lo que diversos grupos feministas solicitaron un amparo, el cual fue analizado por Juzgado décimo octavo de distrito en el estado de Veracruz, con residencia en Xalapa, el cual finalmente fue concedido el pasado 3 de julio.

El amparo señala que la omisión de legislar por parte de las diputadas y diputados vulneró diversos derechos humanos de las mujeres, entre ellos los derechos sexuales y reproductivos el derecho a la salud, y el más grave aún el derecho humano a la vida de las mujeres veracruzanas.

El 9 de julio pasado, la Oficina del Alto Comisionado para la ONU para los Derechos Humanos celebró la decisión del juez al otorgar el amparo, ya que ”la omisión del Congreso del estado de Veracruz ha significado una vulneración a los derechos de las mujeres a no ser discriminadas, a sus derechos sexuales y reproductivos, a la salud, a la dignidad y al desarrollo de la personalidad, violando diversos preceptos constitucionales, tratados en materia de derechos humanos ratificados por México.“