El ajolote es una criatura endémica mexicana cuyo hogar se encuentra en grave riesgo. La contaminación y el crecimiento urbano, entre otros factores, amenazan su hábitat y varias organizaciones buscan protegerlos de la desaparición. Una de ellas es la Unidad de Manejo y Conservación de la Vida Silvestre (UMA) La Casa del Axolote, un museo dedicado a la exhibición y conservación de este popular anfibio.

Para ayudar a La Casa del Axolote en esta labor, Sextante Estudio creó una baraja de diseño que celebra al ajolote y cuyos ingresos serán en su totalidad para organizaciones como esta. Axolotl es un proyecto de Sextante en colaboración con Enigma Cards (la tienda en línea de cartas más importante de México) y es la segunda baraja producida por el estudio con una temática mexicana.

“Sería nuestra segunda baraja mexicana y decidimos hacerla con causa”, explica en entrevista con mexico.com Gustavo Borboa, responsable de diseño gráfico en Sextante Estudio. “La primera, El reino de los muertos, era para dignificar el concepto del Día de Muertos en el mundo, porque está un poco alterado por los gringos. En este caso la propuesta era hacer una donación a partir de las ventas del producto, nos pareció súper chida y aceptamos”.

Las cartas fueron diseñadas por Borboa, inspirado en la elegancia y belleza de los anfibios nativos del Lago de Xochimilco, en la Ciudad de México. La meta de 300 mil pesos del fondeo de Axolotl es para cubrir los gastos de producción de los mazos para poder maquilarlos, de modo que el 100% de las utilidades del proyecto serán donadas para la conservación del ajolote.

La propuesta de la causa vino de parte de Enigma Cards, quienes lanzaron una convocatoria para preguntar quién necesitaba ayuda. “La casa del Axolote fueron los únicos que levantaron la mano”, cuenta Borboa. “El problema real no es que se estén acabando los ajolotes, sino su hábitat y aunque son muy fáciles de reproducir en cautiverio, no sirve de nada porque dependen de la persona que los está cuidando y no pueden casi vivir en la naturaleza”. Es por ello que tanto Sextante como Enigma planean ayudar a organizaciones que se dediquen específicamente a salvaguardar el hábitat de este anfibio.

El formato de este fondeo es un estándar de las plataformas de su tipo, con distintas recompensas según el monto de la aportación. En el caso de esta baraja de ajolotes podrías obtener desde una baraja sencilla hasta un paquete con bocetos originales de los diseñadores, playeras especiales y amigurumis tejidos con forma de ajolote.

Para Borboa, el diseño es una herramienta muy importante para inspirar al cambio en distintos ámbitos. “Yo creo que es necesario, es obligatorio usar el diseño para ayudar otras causas”, cuenta. “Un maestro de la escuela nos decía que la principal arma que tenemos para hacer algo por el planeta es el diseño y es muy poderoso: se puede cambiar desde un estilo de vida hasta un entorno social”.

Un paquete de Axolotl Playing Cards incluye 56 cartas (tres más de lo normal en una baraja, pues una es de agradecimiento y dos son educativas) fabricadas por la imprenta especializada Cartamundi con Lino B9. Sextante Estudio lanzó esta campaña el 17 de septiembre y en menos de un día ya había alcanzado casi una tercera parte de los 300 mil pesos que tienen como meta. La campaña estará disponible hasta el 17 de octubre.