Siete de cada diez mujeres jaliscienses han sido víctimas de violencia de género a lo largo de sus vidas, de acuerdo con datos del gobierno estatal fechados en enero de este año. Hace apenas seis meses se implementó en Jalisco una Alerta por violencia de género que diversas organizaciones solicitaron desde 2016 ante el incremento de feminicidios y la impunidad de los mismos. En este contexto trabaja Cuerpos parlantes (Jesús González Ortega 531, Zona Centro), un espacio cultural feminista que se ha convertido en uno de los puntos clave de la lucha por la equidad de género y contra las violencias machistas en la capital del estado, Guadalajara.

En 2019, Cuerpos parlantes cumplirá seis años de existencia y de llevar la lucha feminista más allá de la teoría y hacia acciones sociales concretas que ayuden a mejorar el entorno local. “El contexto nos exige ir más allá de la coyuntura de las movilizaciones del 8 de marzo y del 25 de noviembre”, explica en entrevista Lirba Cano, cofundadora de Cuerpos parlantes e integrante del colectivo de investigación urbana feminista Caracol Urbano. “No podemos seguir nada más estudiando el feminismo de puertas hacia adentro, sin tener una comprensión profunda de lo que está sucediendo, por qué está sucediendo y qué acciones podemos construir en colectivo para enfrentar la guerra en curso”.

La guerra a la que se refiere Cano no es únicamente contra el sistema de opresión patriarcal o contra las diversas expresiones de las violencias machistas. Para los integrantes de Caracol Urbano y organizadores de Cuerpos parlantes, el enemigo está más allá de las convenciones sociales. “Las cosas están cambiando bastante, pero yo más bien centraría la problemática no en el conservadurismo de la sociedad sino con el alto índice de violencia que vivimos en Jalisco”, agrega. “Estamos llegando a niveles inimaginables de violencia, de desigualdades y todo eso es un caldo de cultivo terrible y nos está explotando en la cara”.

No hay forma de concretar acciones en beneficio de las mujeres y otros grupos vulnerables cuando el entorno es tan hostil en lo político y en la vida cotidiana. Existen mecanismos de segregación racial, de género y de diversidades sexuales que están ligados al miedo por la crisis de inseguridad que se vive en el país. “Hay un montón de miedo que se respira por toda la ciudad. Eso también es una especie de control de los cuerpos y de las formas de organizarnos”, explica la también productora audiovisual. “Estamos luchando contra eso, más que contra el conservadurismo”.

OJO: 👀 ¿Sigues diciendo ‘feminazi’? Acá te explicamos por qué está mal

Feminismo y organización colectiva

Una de las características que define a Cuerpos parlantes es su origen, pues nació de la necesidad de Caracol Urbano de concretar un lugar físico donde pudieran construir comunidad y aportar su granito de arena a la mejora social: “En el espacio intentamos vincular la acción colectiva con la teoría feminista, siempre contextualizado, siempre con miras a fortalecer la organización”.

Parte de la esencia de Cuerpos parlantes es una idea de comunidad, de comunicación e intercambio, por ello buscan conectar con otros grupos. “Teníamos la necesidad de vincularnos con los colectivos feministas, generar un espacio de encuentro para formación política desde los feminismos”, cuenta Lirba, quien además establece a Cuerpos como un espacio aliado de las luchas LGBT+. “Desde la programación que hacemos y vamos proponiendo, intentamos que sume a la formación política para potencializar la organización entre mujeres, entre trans y lesbianas”.

Lo que le interesa a Cuerpos parlantes en el sentido formativo es separarse un poco de la academia y generar el conocimiento desde la experiencia y desde la organización política. Este espacio cultural realiza un montón de actividades encaminadas al empoderamiento de la mujer, a la autodefensa y a la reflexión sobre la identidad y los derechos reproductivos.

Feminario: Aterrizajes Teóricos para la Acción Colectiva Espacio de formación política desde los feminismos para...

Posted by Cuerpos parlantes_espacio feminista y de investigación urbana on Wednesday, May 29, 2019

Por ejemplo, ahora preparan Feminario, aterrizajes teóricos para la acción colectiva, un seminario de cinco módulos en el que estudiarán las complejidades alrededor del feminismo contemporáneo, así como su conexión con el entorno político, económico y social. Este círculo de formación continua iniciará el 6 de junio y concluirá el 7 de diciembre.

Cuerpos parlantes quiere atacar a la violencia desde otros ángulos que abarquen más aspectos del entorno social y político de Guadalajara y, quizá más adelante, de Jalisco en su totalidad. “Vivimos en una ciudad que se expande a la periferia de manera terrible, donde no hay transporte público seguro y los trabajos son bastante cansados por las condiciones a nivel laboral”, comenta Lirba. Además, están las condiciones de violencia y crimen organizado que se viven en la ciudad.

Ella y sus aliadas saben que estas condiciones de existencia ponen difícil la organización política entre mujeres, aliados y otros grupos en resistencia. Pero saben también que las acciones por sí mismas son aprendizaje, así que no se rinden. “Los feminismos nos aportan cajas de herramientas bien poderosas para generar contradiscursos creativos e inéditos, que nos muestran otras formas posibles de habitar el mundo y de relacionarnos con lxs otrxs”, concluye.