Vox se ha caracterizado por un uso prolífico de redes sociales durante casi toda la campaña para las elecciones generales, sus cuentas de Twitter e Instagram han dado cabida a todo tipo de memes que claramente habían sido creado por sus seguidores.

El partido había entendido varias máximas: visibilizar el contenido generado por usuarios, generar ruido en redes para que lostimelines y los grupos de Whatsapp fueran agitados y marcar agenda política y mediática usando la exageración y la victimización de sus votantes y del propio partido.

El 28 de abril, el día de las elecciones, a las 11 de la mañana, las cuentas de Vox en Instagram y Twitter publicaron un meme donde podía verse de espaldas a Aragorn (personaje de El Señor de los Anillos), blandiendo una espada y a punto de enfrentarse a hordas de orcos.

Aragorn representa a España y a Vox y los orcos representan lo que el partido de Vox considera “la dictadura progre”.

Rápidamente las redes comenzaron analizaron las contradicciones y fallas del meme: “No es por ser tiquismiquis (delicado), pero Aragorn viaja y lucha junto a un enano, tres hobbits y un elfo. Más diversidad y tolerancia no encontraréis en toda la tierra media”, decía un tuit.

A su vez alguien contestaba a este diciendo “Sin contar con un mago gay” —en referencia al actor Ian McKellen, activista por los derechos de gays—. Otra usuaria dijo que el actor que interpreta a Aragorn, Viggo Mortensen, es socio de OMNIUM cultural (una organización que promueve la cultura y la lengua catalana y es conocida por estar vinculada al proceso independentista).

Gaysper

Tras los resultados de las elecciones, durante la mañana del lunes 29 de abril, comenzaban a elogiar al ‘fantasmita LGBT+’. En una avalancha de creatividad imparable y de imaginación desbordante las redes pasaban de bromear con hacer “una peli de animación de este fantasma LGBT+ ” a crear al personaje de Gaysper.

La fiebre por Gaysper se desbordó en una campaña a favor de personas LGBT+ y la creación de una cuenta de Twitter asociado al personaje.

El triángulo rosa de la Alemania Nazi

Desgraciadamente, no es la primera vez que las personas LGBT+ se enfrentan a darle la vuelta a ataques simbolizados en una imagen.

La Alemania nazi persiguió duramente la homosexualidad. Bajo la premisa de que ésta era incompatible con la ideología nacionalsocialista porque los homosexuales no se reproducían y por tanto no perpetuaban la raza aria.

En los campos de exterminio cada prisionero llevaba un triángulo de distinto color invertido y bordado en su ropa para designar la razón de su encierro. El de los gays era el rosa. El autor Richard Plant lo narra en el libro The Pink Triangle: The Nazi War Against Homosexuals (El triángulo rosa: la guerra nazi contra los homosexuales).

Aunque ahora la imagen de la comunidad LGBT+ sea la bandera arcoiris, en los años 60 y parte de los 70 y 80 el símbolo rosa era el identificativo más conocido de las luchas por los derechos LGBT+.

En 1980, la coalición ACT UP, que era una organización que apoyaba la lucha de los gays contra el SIDA, decidió adoptar como símbolo el triángulo rosa apuntando hacia arriba para simbolizar la no discriminación y creando un icónico póster donde podía leerse Silence = Death.

El triángulo rosa también ha servido como base para el diseño de parques y memoriales como el Parque del Triángulo Rosa en San Francisco, el Homomonument en Ámsterdam y la Escultura al colectivo homosexual en Sitges.

Así pues, no es la primera vez que el colectivo LGBT+ se enfrenta a ataques y los responde con creatividad. La diferencia con respecto al triángulo rosa es que, afortunadamente en el caso del meme de Vox, la respuesta ha sido inmediata.

Vox quiso jugar la partida del guerrero y hombre blanco que se enfrenta a todos sus enemigos. Gaysper es una respuesta espontánea, descentralizada, ni partidista (de momento) y colectiva. Una pista de los escenarios sociales, culturales y políticos que se avecinan.