Greta Thunberg es una activista sueca de 16 años. Los legisladores de su país la propusieron como candidata al premio Nobel de la Paz 2019.

Pero, ¿qué hace que una chica de su edad sea considerada para obtener un Nobel? Greta es un símbolo de la importancia de pelear contra el cambio climático. Ella representa a las nuevas generaciones que están viviendo las consecuencias del calentamiento global.

Todo empezó en 2018, cuando una ola de calor provocó 50 incendios forestales que arrasaron con 20 mil hectáreas de vegetación en Suecia. El verano de ese año ha sido el más caluroso registrado en la historia de ese país.

Greta era una chica de 15 años en ese momento, y un día, el 20 de agosto de 2018, en lugar de ir a la escuela decidió protestar frente al Parlamento de Suecia, donde prometió no regresar a la escuela hasta que los legisladores de su país le garantizaran emprender acciones sobre el cambio climático.

Desde entonces, todos los viernes, en lugar de ir a la escuela, Greta Thunberg se sienta frente al Parlamento para buscar que las autoridades de Suecia se comprometan con su causa.

“Protesto sobre el cambio climático, porque a nadie parece importarle lo que está ocurriendo. Nadie parece estar haciendo algo”, contó Thunberg en una entrevista con la BBC. “Sé que mis padres quieren que vuelva a la escuela, pero también entienden lo que estoy haciendo aquí”.

“Hemos propuesto a Greta Thunberg porque si no hacemos nada para detener el cambio climático será la causa de guerras, conflictos y desplazamientos”, dijo el legislador noruego Freddy André Øvstegård a la agencia noruega de noticias VG.

Greta ha inspirado un movimiento mundial de jóvenes contra el calentamiento global llamado #FridaysForFuture (Viernes por el futuro) que ya convocó a una marcha mundial este 15 de marzo, a la que jóvenes de más de mil ciudades de 105 países ya se sumaron.

En su cuenta de Twitter, la joven activista se dijo honrada por la nominación.