El Senado aprobó en lo general y en lo particular reformas a las leyes Federal del Trabajo y del Seguro Social, en beneficio de las trabajadoras del hogar.

Con las modificaciones legales se les establece como beneficiarias del aseguramiento del régimen obligatorio en materia de seguridad social.

Además se otorga certeza jurídica a la relación de trabajo al incorporarse la obligación de fijarse bajo contrato por escrito dicha relación de trabajo, incluyendo un mínimo de requisitos entre los que se destaca la vigencia del contrato, las horas de trabajo, las remuneraciones y conjunto de remuneraciones adicionales en beneficio de las personas trabajadoras del hogar.

También la prestación de vacaciones, pago de días descanso, aguinaldo, alimentación en lo general y cualquier otra prestación que las partes acuerden.

Destaca el reconocimiento a la inspección de trabajo, de manera especial para migrantes, las que pertenezcan algún grupo vulnerable y de menores de 18 años de edad.

Previo al retiro de más de una decena de reservas, los senadores aprobaron el dictamen respectivo como lo mandó la Cámara de Diputados y se dio trámite para remitirla al Ejecutivo para sus efectos constitucionales.

Más de 2.3 millones de personas se emplean como trabajadores del hogar en México y la mayoría —9 de cada 10— son mujeres, de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

Con información de Notimex