A Irinea Buendía, madre de Mariana Lima Buendía, le ha tomado ocho años lograr hacer justicia para su hija. La joven de 29 años fue asesinada por su esposo, pero las autoridades declararon que fue un suicidio. Su caso fue un precedente histórico, pues a partir de ella, todas las muertes violentas de mujeres deben ser juzgadas con perspectiva de género y con base en estándares internacionales.

No obstante, su lucha no ha parado pues aún son muy pocos los asesinatos que proceden judicialmente como un feminicidio, y aún así este tipo de crimen aquí sigue aumentando.

“A las madres nos toca hacerle de policía, de detective... en el caso de mi hija, como en el de otras mujeres y niñas, los obstáculos para acceder a la justicia son inagotables. La falta de voluntad política mantiene a la impunidad como la reina imperante de la violencia feminicida en México", dijo Irinea Buendía en la presentación de la Iniciativa Spotlight en México en la Secretaría de Gobernación, donde autoridades nacionales e internacionales se dieron cita este miércoles 29 de mayo.

Las violencias de género están dentro de los principales problemas que sufren las niñas y mujeres en el mundo y en México, de ahí que surgiera Iniciativa Spotlight también en nuestro país, un esfuerzo conjunto que hacen la Organización de las Naciones Unidas, el gobierno de México y la Unión Europea, quien aporta —por medio de los impuestos de sus ciudadanos— 500 millones de dólares para esta causa; 11.8 de estos irán para México.

En la presentación de Spotlight estuvieron Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, así como Nadine Gasman, directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Stefano Manservisi, director general de Cooperación Internacional y Desarrollo de la UE, y Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres.

Frente a todo ese foro repleto de diplomáticos y autoridades, Irinea Buendía no calló su molestia hacia los gobiernos que la han ignorado, incluyendo el actual.

"La falta de perspectiva de género en las investigaciones hace que difícilmente logremos que se acredite un delito como feminicidio y aun iniciándose así, los datos nos dicen que son pocas las sentencias como feminicidio en nuestro país. Del 2012 al 2016, solo se emitieron a nivel nacional 304, sin determinar si estas fueron o no condenatorias”, reclamó esta madre que se ha vuelto también activista.

Agregó que a la fecha no existe una debida diligencia y esto deriva en la revictimización de sus hijas, de las familias que exigen justicia. “Todo a pesar de que en México contamos con leyes de vanguardia, la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, la Ley Federal de Víctimas, entre otras. Todo queda en papel. El discurso es bonito, pero los resultados son mínimos”, dijo Buendía, indignada.

México feminicida

Los números que tiene México en cuestión de feminicidios son para aterrorizarse. El hecho de que Iniciativa Spotlight, enmarcada en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, haya llegado aquí se debe a esa alarmante cifra de 9 feminicidios al día.

Nuestra región lingüística comparte este panorama, pues 14 de los 25 países con más feminicidios se ubican en América Latina, es decir, más de la mitad. Además de ello, solo en 2 de cada 100 casos los agresores son enjuiciados, de acuerdo con un informe de la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe).

Los dos primeros países con la tasa más alta de feminicidios son latinoamericanos. El Salvador y Honduras tienen tasas calificadas como bastante altas (de 14 y 11 asesinadas por cada 100 mil mujeres).

México se encuentra en la posición 23, calificado con una tasa alta de feminicidios. Y pese a que se instrumentan programas y acciones, las cifras de violencia de género y feminicidios no disminuyen. “Cuando me tocó comenzar a caminar en este peregrinar, eran 5 o 6 mujeres asesinadas al día, casi una década después, los proyectos de vida se truncan, los de 9 o 10 mujeres al día. Las propias cifras son un reflejo de que las acciones o políticas públicas son insuficientes y, a la fecha, han sido eficaces”, recordó Buendía.

De ahí que Iniciativa Spotlight también vaya a llevar ayuda a El Salvador, Guatemala, Honduras y Argentina.

Irinea también criticó la poca atención que ha brindado el gobierno a las madres activistas como ella, pues lejos de elogiar su trabajo o tomarlo como un ejemplo, las ignora, las agrede. “Las autoridades de derechos humanos y las asociaciones civiles son las únicas que nos creen, nos escuchan y comparten el compromiso para que las mujeres y niñas accedan verdaderamente a la justicia, para que un feminicidio no sea un número más en un país donde todo pasa y no pasa nada”.

En su caso, explica, solo en el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio le creyeron y acompañaron para posicionar el caso de su hija Mariana Lima Buendía hasta lograr la sentencia histórica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. “Y hasta el proceso en el que vamos, porque esto aún no termina”, sentenció Irinea.

4 años de luz para disminuir los feminicidios

Para Irinea, la Iniciativa Spotlight es una “bocanada de aire fresco”, pues el apoyo internacional vino a poner el tema (y la presión) en la agenda primordial del gobierno, al menos así lo declaró Olga Sánchez Cordero: “Esperemos que vayan muy de la mano con las víctimas y las organizaciones de la sociedad civil cuyo papel es fundamental para erradicar de raíz problemáticas que impactan de manera negativa nuestras sociedades como lo es el feminicidio y todo los tipos de violencias contra mujeres y niñas”.

La meta para los cuatro años que estará Iniciativa Spotlight en México es que se logre bajar la tasa de feminicidios, se prevengan y las mujeres y niñas puedan disfrutar de espacios públicos y entornos seguros. El programa será implementado por seis Agencias de la ONU en estrecha coordinación con el Gobierno de México, autoridades estatales y locales y organizaciones de la sociedad civil y la UE. Además de la colaboración entre la Secretaría de Gobernación —a partir del trabajo de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) y el Inmujeres— y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El proyecto Spotlight será implementado en los municipios de Chihuahua y Ciudad Juárez (Chihuahua), Chilpancingo (Guerrero), Ecatepec y Naucalpan (Estado de México), y se compartirá experiencias con entidades como Veracruz, Puebla, Ciudad de México y Nuevo León.

De acuerdo con Sánchez Cordero, la aplicación de la Iniciativa Spotlight beneficiará de manera directa a cerca de 2 millones 300 mil mujeres y a 5 millones de personas de manera indirecta en esos cuatro años, pero “tendrá un efecto multiplicador en el resto del país”.

La Directora Ejecutiva de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo-Ngcuka, explicó que el tema de las violencias de género es, por desgracia, algo universal: “No hay país en el mundo que haya logrado la igualdad de género. Es un problema global que sigue en la agenda internacional. Una de las peores caras de esa violencia son los feminicidios, es la más extrema que existe, pues se les mata solo por el hecho ser mujeres. Diario se asesina a 9 mujeres en México por esa causa. Yo vengo de Sudáfrica, donde los índices de violencia contra las y mujeres son altos y por eso sé lo que se siente que el sistema de justicia no proteja a sus mujeres. Y me da un poco de envidia que México ya tenga algo que nosotros no: la Iniciativa Spotlight".

Con la iniciativa se impulsará una mejora en el sistema de justicia, se luchará contra la impunidad, se van a llevar acabo esfuerzos y recolección de datos sobre violencias contra las mujeres y niñas.

Ninguna mujer debe morir solo por el hecho de ser mujer

—Amina Mohammed, vicesecretaria de las Naciones Unidas

“Los organismos internacionales podrán presentar esta y otras iniciativas, pero al final, son las autoridades de todos los niveles de gobierno quienes tienen que implementar las acciones de atención, prevención y sanción para poner un freno a la impunidad y castigar a los responsables. Las familias de las víctimas, lo único que exigimos es justicia, la vida de nuestras hijas jamás nos la regresarán, por lo que es la justicia a lo mínimo que aspiramos y a lo que tenemos derecho”, concluyó Irinea.

Para la periodista Lydia Cacho, embajadora de la Iniciativa Spotligh, esta es una oportunidad de oro para México, pues tanto el presupuesto brindado por la Unión Europea como el apoyo de la ONU son invaluables.

“Ya no hay excusa, en un gobierno de austeridad, para no hablar, para no implementar, para no actuar en contra de todas las formas de violencia [...] ya no faltarán recursos para que todas las instancias del Estado dejen la burocracia y comiencen a reconocer el verdadero y gravísimo problema de violencia que ejercen los hombres, los niños y algunas mujeres (en todos niveles) en contra de las niñas y las mujeres”.

Para Cacho, es increíble que actualmente en México esté más penalizado el aborto que la violación, de ahí que exija al gobierno que ponga mayor foco en los feminicidios: “Spotlight nos pone hoy a los mexicanos y a los defensores de derechos humanos en un nuevo lugar, en uno donde podemos decir: 'Sí, aunque el gobierno no lo tenga, el mundo entero se ha juntado para traer el presupuesto necesario para lograrlo. No hay excusa”.