La boda de Jaime y Daniel fue planeada por ambos sin saber siquiera cuándo sería. Eran la primera pareja del mismo sexo mexicana que estaba a punto de lograr casarse en un consulado mexicano y se enteraron de la hora y fecha de su boda el mismo día que se realizó: 26 de noviembre de 2018.

La cita fue a las 6 de la tarde, hora de Nueva York, en el consulado mexicano, donde Jaime y Daniel hicieron historia y abrieron camino para las parejas del mismo sexo, pues luego de haber presentado la solicitud al Consulado, tuvieron que solicitar un amparo para que no se les negara ese derecho.

La historia de Jaime y Daniel comenzó desde que se conocieron en la preparatoria; sin embargo, fue hasta años después que ambos se reencontraron para tomar un café.

“Desde el primer café que tomamos hicimos clic. Estuvimos horas hablando esa tarde y desde entonces, conectamos a un nivel muy personal”, recuerda Daniel en entrevista con mexico.com. La pareja lleva ya siete años junta.

Tanto Daniel como Jaime viven desde hace un par de años en Nueva York, Estados Unidos, en donde ambos se dedican a sus estudios de posgrado en la Universidad de Columbia.

El primer en irse a Nueva York fue Daniel, en 2016, y unos meses más tarde Jaime lo alcanzó. Ese mismo año se comprometieron.

OjO AQUÍ: 🔎 Hemos avanzado, pero abundan pendientes en política pública LGBT

El 23 de mayo de 2018, Daniel y Jaime tomaron la decisión de casarse. Solicitaron al consulado mexicano el permiso para hacerlo... y ahí empezaron los obstáculos.

De acuerdo con Jaime, una vez que la pareja manda su solicitud al consulado para que los casen en territorio extranjero, el proceso de análisis de los documentos y contestación no debe tardar más de una semana; sin embargo, en su caso la discusión duró meses.

Tras mandar sus papeles, cuenta Jaime a mexico.com, el consulado les informó que la Cancillería mexicana había rechazado su solicitud de matrimonio bajo el argumento de que el Código Civil Federal no contempla los matrimonios entre parejas del mismo sexo.

“El Código Civil Federal no dice que el matrimonio sea solo entre hombre y mujer, pero sí dice que es con fines reproductivos (...) la Cancillería pudo haber hecho una interpretación a favor de los derechos humanos pero tuvieron una visión muy conservadora del código”, asegura Daniel, quien es politólogo.

OjO AQUÍ: Ophelia Pastrana, la primera mujer trans con naturalización mexicana

Ante la negativa de la cancillería mexicana, la pareja decidió interponer un amparo acusando discriminación; sin embargo, en un primer momento la dependencia, encabezada por Luis Videgaray, aseguró que no existía discriminación y que si querían casarse lo podían hacer en la Ciudad de México, bajo el código capitalino en donde el matrimonio entre parejas del mismo sexo está aprobado desde 2009.

Pese a la respuesta de la Cancillería, Jaime, abogado de profesión, y Daniel decidieron continuar con el proceso del amparo y tras varios meses, en octubre pasado, les informaron que su solicitud había sido aceptada, pero la fecha de la ceremonia solo era tentativa.

“La ceremonia se tuvo que planear de manera bastante incierta, en cuestión de días con boletos de avión y hoteles para familia, aún no nos confirmaban en SRE si sí se hacía o no. El día de la boda, por la mañana, seguía habiendo algo de incertidumbre, pero el Cónsul, un gran aliado en este proceso, nos honró con una gran ceremonia”, asegura Daniel.

El logro de Daniel y Jaime puede abrir una brecha para las parejas del mismo sexo, que puede llevar a las autoridades a actuar con el mismo criterio que ha indicado la Corte en materia de derechos humanos y hacer a un lado interpretaciones conservadoras del Código Civil Federal y no excluir a nadie de este derecho.

“Esto está sentando un precedente para que muchas más parejas tengan un paso adelante (...) es el primer caso de un matrimonio igualitario en la historia de la Cancillería”, recalca Daniel, quien se dice feliz del logro que junto con Jaime logró concretar.

Activistas de la Agenda LGBT han impulsado la reforma al Código Civil Federal y en los estados para que las parejas del mismo sexo no tengan que recurrir al amparo para poder tener acceso a este derecho

Álex Orué, activista LGBT y director de It Gets Better México, comentó que de hacer la reforma correspondiente al Código Civil Federal permitiría que la Cancillería pueda realizar los matrimonios igualitarios a través de toda la red consular mexicana.